martes, 3 de noviembre de 2009

No se puede ser pacifista en medio de una pelea


Bueno, como suele decirse, todo tiene un límite y creo que en el PP ya han llegado al suyo.

A mí siempre me ha gustado Rajoy, cuando Aznar decidió que se retiraba, cumpliendo su promesa de gobernar solo durante dos legislaturas (aun estoy esperando lo mismo por parte de algún dirigente socialista) y la sucesión estaba entre Mayor Oreja, Rato y Rajoy, este fue siempre mi favorito para sucederle.

Me parecía el más equilibrado de los tres; Rato era demasiado frio y técnico y Mayor Oreja demasiado visceral y a veces, extremista. Rajoy me parecía la mejor opción, un hombre serio con experiencia y que conocía el partido, que no se dejaba llevar por sus instintos y sabía mantener la cabeza fría.

Después de lo del 11M, con el PP señalado como responsable de los atentados y Zp convertido en el nuevo Mesías (¿Qué pensaran ahora los que le aclamaban como el salvador del país?) poco pudo hacer el pobre, salvo salvar los restos del naufragio y recomponer un partido que no acababa de creerse que había perdido las elecciones.

Durante todo este tiempo la gente, su propia gente, no le respetó, lo veían como una solución transitoria una imposición de Aznar que nunca les gusto, pero que no se atrevieron a discutir mientras este aun tuvo algún peso en el partido. Cuando se dieron cuanta que la retirada era real, que el viejo león se dedicaba a lamerse las heridas en casa, comenzaron el asalto.

Al principio fueron comentarios en voz baja, con la boca pequeña y sin que salieran del circulo de fieles, luego, después de perder las primeras elecciones tras la época Aznar, se dejaron de sutilezas y comenzó la operación de acoso y derribo, Mayor Oreja, Aguirre, San Gil (aunque esta ultima tenia sus buenas razones) todos se lanzaron a la yugular de Rajoy… y este no respondió.

Nunca supe si con su actitud, evidenciaba contención y serenidad o simple indecisión y cobardía, pero después de lo que ha pasado con Camps y la Gurtel, lo tengo un poco mas claro.

Una vez que se destapó el caso, de que Costa quedara pringado y la imagen de todo el partido en entredicho, en vez de dar un paso al frente, coger al toro por los cuernos y exigir públicamente explicaciones y ceses a Camps, permaneció callado, dejando que Cospedal diera la cara, y creyendo una y otra vez las mentiras y desplantes del presidente valenciano, perdiendo por el camino la credibilidad y el respeto del partido, y de la gente de la calle.
Ahora después de que Camps se riera de el una y otra vez, mintiéndole en publico y en privado, y de que Costa se hiciera el sueco y dejara la autoridad de Rajoy a la misma altura que la capacidad de Zp, la “lideresa” o sea, Aguirre, vuelve a sacar los cuchillos, esta vez por lo de CajaMadrid, pero en el fondo todos sabemos que lo que ella persigue no es otra cosa que el control y la dirección ideológica del partido.

Y mientras, todas estas luchas y enfrentamientos intestinos dan oxigeno al PSOE, desvía la atención de su nefasta gestión y de la crisis, y sobre todo, destroza las opciones del PP de ganar las próximas elecciones.

Con España como está, con 4 millones de parados, con Zp completamente perdido, y lo que es mejor, la gente viéndolo, el PP solo debería preocuparse de transmitir un discurso serio, creíble y de evitar escándalos, el resto ya lo haría solo el PSOE; cuando alguien corre a ciegas derechito a un precipicio no hay que molestarse en empujarlo, el solito hace el trabajo.

Pero con estas luchas internas y esta imagen de desunión el único beneficiado es el PSOE, y teniendo en cuenta lo que nos jugamos, no nos lo ponemos permitir; el país no resistiría otros cuatro años del cejas.

Así que, a ver que pasa, a ver si Rajoy demuestra que es el político que algunos creemos, o bien que se aparte y ocupe su lugar alguien que este a la altura, porque como he dicho arriba, en una pelea o sales corrindo o te lias a hostias, pero lo que no puedes hacer es sacar una banderita de la paz y esperar que no te den.

Y si me preguntan a mi, lo que me gustaría es que volviera uno que ya estuvo y que demostró que es posible hacer bien las cosas, sin discursos populistas ni improvisaciones, aun en tiempos de crisis…

Y que nadie se le ocurra decirme lo de la guerra de Irak, por si no se han dado cuanta estamos ahora en otra, en Afganistán, donde tampoco pintamos nada y ya han muerto mas soldados españoles que en la otra.


Claro que quizás no se han enterado, como no salen los titiriteros con las pegatinas del “No a la guerra”…

4 comentarios:

maria dijo...

Estoy de acuerdo en muchas cosas en otras no, por ejemplo :

Mayor Oreja, Aguirre, San Gil (aunque esta ultima tenia sus buenas razones) todos se lanzaron a la yugular de Rajoy

Me consta que San Gil no queria poder y ha sido pesimamente tratada por Rajoy, Mayor Oreja simplemente ha reaccionado contra lo que no le gusta... Aguirre aun no la defino, no me gustaba y ahora creo que es de las que mas me gusta (pero no es definitivo) y me temo que te olvidas del personaje intrigante que quiere el poder y no repara en nada Alberto Ruiz Gallardon. Un saludo

El emigrante dijo...

Maria, lo de San Gil ya he dicho que fue diferente y tenía sus razones, Mayor Oreja es un extremista, las cosas como son (ni si quiera condeno al regimen franquista)y Aguirre...no la puedo ver, es la ambicion personificada, le da igual romper el partido con tal de salirse con la suya, Gallardon es igual de ambicioso, pero el juega dentro de las reglas y mirando por el partido, esa es la diferencia.

Saludos

Wafah dijo...

Querido emigrante, segundas partes nunca fueron buenas, asi que deja al SR."Ansar" descansar tranquilito que bastante la cago ya en su segundo mandato. No necesitamos mas salvapatrias, sobre todo si son del estilo del amigo de Bush. Saludos.

El emigrante dijo...

Wafah, debrias dejar de lado tus fobias personales y ver los hechos; Aznar ha sido el mejor presidente que ha tenido España en democracia, cogiendo un pais destrozado y en crisi, y dejandolo a la altura de sus socios europeos, y con un nivel de influencia internacional que no tenia desde Felipe II. Mira en cambio a Zp y como esta España ahora.

No es cuestion de opiniones, solo has de ver la realidad, simplemente.


Un saludo.