jueves, 19 de noviembre de 2009

¿Qué es un progre?



Después de lo que ha pasado los últimos días, de los insultos de los anónimos que han entrado en algunas entradas de este blog, me he puesto a pensar.

¿Quiénes son esta gente? ¿Que quiere? ¿Por que insultan y descalifican a quien no esta de acuerdo con ellos?

En resumen, me he preguntado, ¿Qué es un progre?

Los americanos tienen un a definición muy buena para eso, dicen que un progre es alguien que peleara por el derecho a matar bebes pero que se mantendrá en una vigilia con velas para proteger los derechos y el bienestar de un asesino o un pederasta :)

Pero esa definición no encaja exactamente con nuestra especie local, el progre hispánico, así que vamos a ver que características tiene en nuestro país.


1- El progre es alguien que fundamentalmente esta convencido de que tiene razón, que sus ideas “progresistas” son las correctas y que implantándolas en la sociedad, esta avanzara hacia mejor. Ello son los buenos de la película, los héroes de la sociedad que ellos mismos se han montado (el Matrix progre) y que han hecho a su medida, reescribiendo la historia, adoctrinando desde la escuela e imponiendo leyes y normas de conducta que pueden chocar con las propias creencias (y no hablo de religión) y tradiciones de la sociedad, pero que se aceptan por “el bien mayor”.

Naturalmente, en su cabeza no hay cabida para la posibilidad de que estén equivocados, o de que alguien con ideas contrarias tenga razón, porque aceptarlo significaría que ellos están equivocados, y eso es algo que no pueden admitir. Eso nos lleva al punto dos.


2- El progre piensa que el y sus doctrinas son infalibles, y que si alguien no esta de acuerdo es porque es un extremista de derechas, un partidario de la dictadura o algo parecido; para ellos la sana discrepancia ideológica no existe, o estas con ellos, o contra ellos. Esa ceguera y fanatismo es muy útil cuando discuten con alguien que no esta de acuerdo con sus puntos de vista; no necesitan argumentar, dar datos, ni razonar, con un “Tu lo que pasa es que eres un facha” lo solucionan, sintiéndose además muy contentos consigo mismos, y muy tranquilos; si esa persona no piensa como ellos y aun mas, da argumentos que pueden ser convincentes, es simplemente porque es un fascista al que no se le ha de prestar atención.


3- Esa falta de critica con ellos mismos (que es el rasgo principal de su personalidad) les hace con frecuencia caer en la contradicción; no paran de criticar, odiar en lo mas profundo de su ser y de forma cuasi- patológica la dictadura franquista, la de Pinochet y cualquier otra de derechas, pero defienden con una fuerza que raya en el fanatismo a la dictadura Castrista, la mas larga y sangrienta de Sudamérica, llevando con orgullo sus símbolos (banderitas, camisetas del Che, yendo a actos de apoyo a la dictadura…)cuando la única diferencia entre Pinochet y Castro, es que a aquel le quedaban mucho mejor los uniformes, nada mas.

Esto se extiende a casi cualquier movimiento de inspiración comunista (llámese FARC, sendero luminoso, etc.) por mas que hayan quedado demostrado sobradamente sus asesinatos, violaciones, secuestros y conducta criminal en general; para los progres no importa lo que hagas, sino en nombre de que lo hagas, pensamiento que los hermana, curiosamente, con sus odiados nazis, paradojas de la vida.


4- La mayoría (y hablo ya de las masas de borregos que votan al PSOE) no saben o no entienden que es lo que propugna y persigue ese “progresismo”, a ellos no les interesa la política, son de izquierdas por tradición familiar, igual que son del Madrid o del Betis. Ellos han crecido oyendo a su padre o a su madre hablar de Franco, de la dictadura y los fachas, y de lo bueno que es el PSOE, y ellos automáticamente asumen esas ideas como propias, aunque no entienden que de lo que sus padres hablaban era de la España de la Transición, y el PSOE, el de González.
O bien son jóvenes que han crecido en un momento y una sociedad en que ser “guay” es ser de izquierdas y progresistas, aunque ni sepan ni les importe, lo que significa eso.

Esto explica, el éxito de ZParo, a pesar de su nefasta gestión y su incompetencia; las masas que lo votan no entienden de política, no se informan, solo leen, en su mayoría, las páginas de deportes en el periódico y ven el “Sálvame”, la política ni les interesa ni les importa.



5- Eso nos lleva a otro punto; la capacidad increíblemente desarrollada de “doblepensar” como lo llamaba Orwell, o como creer dos cosas distintas a la misma vez y sin problemas de contradicción; los progres se echaron a la calle en masa para protestar por la guerra de Irak, pero no se inmutan por la de Afganistán, en la que nuestros soldados están muriendo en mayor número que en la otra. Movilizaron a los estudiantes en la época Aznar para luchar contra la reforma educativa, pero ahora, cuando con el beneplácito de ZPinocho y gracias a Bolonia la universidad va a ser de facto, privatizada, nadie dice nada, salvo algunas asociaciones de estudiantes a las que se las tacha de “minoritarias y extremistas”.
Durante los gobiernos del PP, cuando el paro estaba en mínimos históricos, salían a la calle día si y día también “en defensa de los trabajadores” y hoy día, que ya pasamos de 4 millones de parados reales, aquí no se mueve nadie… pero claro, gobierna Zp.
Se indignan y denuncian los casos de corrupción en otros partidos (y mas si son de derechas, eso les refuerza en los dogmas que les han enseñado) pero ignoran o directamente niegan, los casos de corrupción o mal uso de fondos públicos en partidos de izquierda (VillaPSOE, escándalos en el ayuntamiento comunista de Sevilla, etc.)



Podría seguir, hay muchas mas características, como la identificación de conceptos como Historia, patria, nación, bandera, etc. como algo del pasado y ligado a tiempos antidemocráticos (a pesar de que sociedades como la inglesa o la francesa, que nos pueden dan un baño en cuestiones de democracia exhiben con orgullo los suyos propios) la comprensión, rayada en el entreguismo que tiene con los nacionalismos patrios, nacida de un complejo de culpa por la dictadura franquista (a pesar de que ninguno tengamos nada que ver con dicha dictadura, y que a Franco lo sufrimos todos, no solo los vascos y catalanes, que es lo que parece, por lo que ellos dicen) o un odio cerril a la iglesia Católica (que no a al religión, ojo, con los musulmanes, Hare Krishna o cualquier cosa que no huela a cristianismo son mas que abiertos y tolerante) pero creo que ya es suficiente.


Resumiendo, podemos decir que el progre es un fanático, convencido de su “misión divina” hasta tal punto que lo convierte en intolerante hacia los que no piensan como el. Una persona contradictoria que defiende aquello que critica si se acomoda a sus creencias, y sin que se de cuanta de su contradicción, sectario, fiel al “partido” hasta limites insospechados, y que le llevara a defender lo indefendible, aun en la situación actual (millones de parados y la gente, en vez de en las calles protestando y exigiendo soluciones, en casita, viendo a la Esteban y esperando a ir a votar al PSOE la próxima vez)


Después de esto, espero que hagan como yo, y no se enfaden con los progres, al contrario, téngales pena. Y es que no tener criterio propio ni sentido critico es digno de lastima.



P.D: La imagen del encabezamiento va dedicada al progre anónimo de la entrada “Quien manda, manda”, al “Willy Fogg” que ha viajado por todo el mundo y habla todos los idiomas (ironic on)

8 comentarios:

BELLOTERIX dijo...

En sus divagaciones absurdas en la plaza del parque hablan de que con el progresismo es posible la cooperación y la creatividad, la propiedad colectiva en la empresa y la propiedad personal para uno solito... vamos, que es lo mismo que decir que los burros vuelan y los sábados te follas a Pamela Anderson, puras pajas mentales que indican que realmente no saben lo que quieren, ya que son incapaces de hacer la o con un canuto (excepto si se lo van a fumar) y, antes de hablar de política, deberían sacarse el graduado escolar y dejar de ser unos analfabetos funcionales incultos, pero vete tú a decírselo a esos fanáticos y verás como te corren a hostias al grito de "fascista, facha, nazi".

soldado_vikingo dijo...

El progresista es todo aquel que tiene una concepcion materialista del mundo y el hombre y al que la vida de los demas le importa una mierda, ya que solo piensa en él.

Tonimail dijo...

Nuevamente me guardo tu entrada en un Word con tu permiso...sería interesante que alguien te lo pudiera rebatir pero me da a mí que nos quedamos con las ganas. Salu2!

Jonás dijo...

En las conclusiones del punto dos te quedas corto. No sólo te conviertes en un “fascista al que no hay que prestar atención”. Todo lo contrario. Desde ese momento llevas en tu pecho la “estrella amarilla” virtual: no se ve, pero se nota. Y eso, depende de dónde te muevas, normalmente acarrea consecuencias que suelen ir de negativas a nefastas. Si se dieran las condiciones adecuadas… (Esto último enlaza con el punto tres).
Por cierto, yo llevo la “estrella virtual” desde que intentaron que firmara un manifiesto que comenzaba así: “Nosotros, ciudadanas y ciudadanos de los Pueblos y Nacionalidades del Estado español, abajo firmantes…
Once palabras para no decir una: ESPAÑOLES. Hice algunas observaciones sarcásticas. Y me oyeron…
En cuanto al punto cuatro, creo que la cuestión tiene más que ver con la archidemostrada capacidad de la demagogia izquierdista para atizar dos de las principales pasiones humanas: la envidia y el resentimiento.
Todavía recuerdo un mitin del Guerra en unas elecciones municipales en las que se presentaba Barranco a la alcaldía de Madrid (lo vi en la tele):
¡Huaniiiito! ¡Que te quieren quitar la alcaldíiiia! ¡Porque eres hijo de albañiiiiiil!. ¡Porque no tienes tíiiiituloo! (Y las “masas” rugían).

Enhorabuena por tu blog. Si hay algo que no soportan los progres es que se rían de ellos. Conocen muy bien, pues lo han usado hasta la extenuación, la efectividad del humor: una vez que te has reído de algo, ya no lo vuelves a ver igual. Esto les da pánico. Ahí hay un camino en el que deberíamos insistir.

Un saludo desde Madrid

El emigrante dijo...

Belloterix, ahí le has dado, el “progresismo” es una amalgama informe de buenas intenciones y deseos completamente irrealizables, pero que quedan muy bien en un mitin o fumándose un canuto en el parque, por ejemplo, todos los pijoprogres hablan de “solidaridad” pero ¿Cuántos de ellos han sido voluntarios alguna vez en alguna ONG? ¿Cuántos colaboran de voluntarios en alguna asociación? No, ellos solo son solidarios de boquilla, se les llena la boca hablando de inmigrantes, discapacitados, etc. pero dejan que sea caritas o la parroquia del barrio los que se encarguen…


Joder soldado, tu lo tienes claro ¿eh? ;)


Puedes hacer con ella lo que quieras Toni, ya lo sabes :) y sobre que lo rebatan… lo máximo que harán será lo de siempre; insultar, no tienen otro argumento.


Tienes razón Jonás, llevarles la contraría te convierte en un blanco, en un señalado. Siento que tu lo estés, si te sirve de consuelo, somos muchos los marcados con la palabra “facha” pronto seremos mas que ellos incluso :)

Y lo del Guerra…es como si no hubiera pasado el tiempo, ahora es Pepiño el que exhorta a las masas de borregos al grito de “¡Cuidado con las pensiones que viene la derecha!” :)

Gracias por tus palabras, y tendré en cuenta lo que me has dicho.


Un saludo a todos.

Jesús dijo...

Decía Julio Anguita, en una entrevista concedida a esRadio el otro día, que si quieres insultarlo y que se ofenda llámale progre. Así que con esto te lo digo todo.
Saludos.

El emigrante dijo...

Jesus, Anguita, aunque comunista, era un tio con la cabeza en su sitio (tonterias republicanas aparte) y desde que se fue IU se empezo a hundir, sobre todo con el LLamazares..., en fin, un saludo.

Anónimo dijo...

nunca he votado derechas ni soy especialmente catolico.pero la verdad es q esta tendencia progre de ahora me parece fanatica ,gilipollas ,confunde a la gente ,.y no toleran una opinion q no sea como la suya ,me gustaria a mi saber quien es el fascista ,aqui vamos ya...