miércoles, 28 de abril de 2010

El "Cambio"


Cuando yo estaba en la facultad eran los tiempos del PP en el poder, la segunda legislatura, la de la guerra de Irak, el “no a la guerra”, el “nunca mais” “no a Bolonia”, etc, etc, etc. Recuerdo que día si y día también había una concentración, una manifestación, una recogida de firmas o lo que fuera, contra el gobierno.


En algunas de ellas yo incluso participe (antes que aguantar a la de italiano…) pero no muchas; aunque en aquel tiempo no me interesaba demasiado la política yo había cosas que no tragaba, “Jornada de solidaridad con Cuba” por ejemplo, ¿Cómo coño vas a ser solidario con una dictadura? además, el tipo de gente que populaba por allí no era de mi gusto, jipis trasnochados, progres “visa Oro” y antisistema de esos cuyo papa trabaja en el banco y que tenian regalo de cumpleaños unos vaqueros rotos, pero de diseño y que costaban mas que mi paga de un mes.


De todas formas aunque no participaras en el movimiento estudiantil la sensación general que había en el ambiente era de “lucha” como si estuviéramos de nuevo en los 70 y Franco aun estuviera firmando sentencias de muerte, todo el mundo hablaba del “cambio” liderado por el nuevo Mesias Zp.


Cuando perdió el PP ya pueden imaginar la euforia; se palpaba la emoción en el ambiente, vamos ni que España hubiera ganado el mundial.


Se acababa el egoísmo capitalista y empezaba "el cambio"


Cinco años despues...


El paro a niveles históricos, como nunca antes habíamos visto.


El numero de embargos, expulsión por impago y familias por debajo del umbral de la pobreza más alto de la historia reciente de España.


De tener las arcas llenas y una economía totalmente saneada, a un nivel de endeudamiento monstruoso, que lastrara el desarrollo de España los próximos diez años como mínimo.


De ser un pueblo que había dejado atrás sus diferencias, superando su pasado en la transición (ejemplo y modelo durante 30 años para cualquier país que viniera de una dictadura) a volver a un nivel de crispación y enfrentamiento no visto desde el final de la república.


De tener un superávit en la seguridad social que aseguraba las pensiones para los próximos treinta años, a tener que ampliarse ahora la edad de jubilación, y los años que hacen falta cotizar para tener una pensión decente.


De repartir cada año una paga extra a los pensionistas, a ver estos recortadas su pensiones por la subida del IRPF.


De ser, en tiempos de Aznar, los lideres de los países pequeños y medianos durante la negociación de la Constitución europea, plantándole cara incluso al eje franco-alemán, a ser el “enfermo de Europa”, y el país desarrollado mas desacreditado a nivel internacional.


De ser una voz oída y con peso a nivel internacional, a un payaso que no toma en serio nadie, y en quien nadie confía.


Esto es lo que han conseguido los votantes de Zp, espero que estén orgullosos.

2 comentarios:

Wafah dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Emigrante, en la descripcion de la situacion actual pero claro, decir que con Aznar España tenía peso internacional es como para hartarse de reir. Si tener peso internacional te refieres a poner los pies encima de la mesa en el rancho de Bush o a hablar con ese ridiculo acento tejano pues entonces si. Por lo demás, tenemos el peso que nos merecemos, o sea, ninguno. Ni pinchamos nada en Europa ni el mundo, pero no solo ahora, ha sido asi siempre por desgracia, y es que somos un pais mediano que no puede aspirar a más. eso si, yo me conformaría con que nuestro presidente no hiciese el ridiculo por el extranjero o que un ex presidente no se fuera por ahi para criticar al presidente actual. Saludos emigrante.

El emigrante dijo...

Wafah, no se si lo omites a propósito o es simple ignorancia, pero esa frase “Ni pinchamos nada en Europa ni el mundo, pero no solo ahora, ha sido así siempre por desgracia” supongo que no tiene en cuanta cuando éramos la mayor potencia mundial en los S. XVI y XVII.
Y quizás no lo recuerdes por ser muy joven, pero cuando Aznar gobernaba, España era alguien, y más que alguien en el ámbito europeo; vuelvo a repetírtelo, éramos los lideres de los países medianos y pequeños que se oponían a los planes de Alemania y Francia de voto en la Constitución europea. Y estar al lado de la primera potencia europea, y la mundial ES ser alguien, otra cosa es que no te gustara para que se usó esa influencia.

Compáralo ahora cuando somos el hazmerreir del mundo, y o solo por lo económico.

Saludos.