domingo, 5 de septiembre de 2010

La cara de la crisis



El otro día comentaba el articulo de Pérez reverte sobre la crisis y sus consecuencias sobre la población. Claro que visto fríamente, solo era un artículo, imaginado, que puede hacer pensar, o no, pero que no va más allá.


Hoy voy a contarles algo distinto, real, sobre como la crisis afecta a la gente de a pie.


Hace unos días vino a verme mi vecina, Elena, se llama, es una chica de unos 28 años, que lleva toda la vida viviendo encima mía, pero con la que casi no he hablado, ya saben, la típica vecina que te cruzas en el ascensor y le dices hola y adiós.


El caso es que me sorprendió verla en la puerta lo primero que pensé es que tenia una fuga y le estaba calando el baño o algo así, pero entonces caí en que viviendo debajo eso era un poco difícil :)


Me dijo que sabía que yo había vivido en Irlanda y que ella se iba dentro de unas semanas, así que le gustaría preguntarme algunas cosas. Aunque alguno de ustedes no lo crean, soy una persona muy amable ;) así que quedamos al día siguiente.


Y a les he dicho que nunca había hablado con ella, pero sabia que había acabado empresariales hace tiempo y que trabajaba en una empresa, así que supuse que la iban a trasladar o algo así, y quería preguntarme lo típico; el tiempo, sitios para salir, etc. pero no.


Cuando quedamos, ella y su novio, me dijo que hace tiempo que no tenían trabajo, que a pesar de que los dos son universitarios, con muy buena formación (cursos en el extranjero, prácticas en empresas, experiencia laboral) se habían quedado en el paro hace tiempo, que estaban cansados de echar currículos y que habían decidido irse a trabajar al extranjero, a Dublín.


Me quede… uno se va al extranjero cuando se es joven, cuando acabas la carrera, quieres aprender un idioma o coger experiencia laboral, para luego volver y empezar tu futuro profesional, tu vida, en España.


Irse con casi 30, a lo loco, sin contrato, sin saber el idioma, sin tener un sitio donde quedarse… eso es estar desesperados. Y esa es la palabra que mejor define la situación en España, desesperación.


Unas personas que están formadas, con experiencia, en un momento de su vida en que deberían empezar a hacer planes de futuro, planificar su vida, irse a vivir juntos, comprarse un piso… han de irse a otro país, a empezar de cero, limpiando, sirviendo cafés o haciendo camas por un suelo que no les dará mas que para pagar el alquiler de una habitación y mantenerse.


¿No es triste?


Si, ya se que con el tiempo y cuando aprendan el idioma, conseguirán mejores trabajos, y, con mas tiempo, podrán desarrollar la vida profesional que no han podido hacer en España, pero… ¿no es triste? ¿no les hace pensar que, después de toda una vida preparándose, esforzándose, por culpa de los ineptos y corruptos que nos gobiernan tienen que dejar su país, su familia a empezar de nuevo? ¿Qué clase de país es este que tiene que enviar a sus jóvenes, a los mas preparados a limpiar servicios en tierra extranjera?


Si, ya se que en muchos países ocurre eso, pero sinceramente, yo pensaba que estábamos mejor que Marruecos o Perú…


Y lo mas grave, es que esto esta pasando cada día, instigados por la desesperación, y los programas engañabobos de “Españoles (Andaluces, madrileños, catalanes, etc.) por el mundo” miles de jóvenes y no tan jóvenes, “el futuro del país” como les llaman los políticos, tienen que buscar su futuro fuera, y muchos de ellos permanecerán allí. Una fuga de cerebros y capital humano.


Estuve con ellos unas cuantas horas, intentando explicarles todo lo que podía ayudarles (tarjeta sanitaria, agencias de colocación, cuenta bancaria, etc.) pero al final me dio la sensación que no iba a servir de mucho; las cosas no son igual a como eran como yo me fui, Irlanda ha tenido un batacazo económico igual o peor que España, y aun así, cientos de miles de personas siguen llegando a trabajar allí.


Y una pareja de españoles, sin referencias, sin contactos y sin saber el idioma lo van a tener muy difícil, mucho.


Esa es la realidad de este país, la realidad de la crisis, mas allá de los números del paro, de los “brotes verdes” del gobierno y de los demagogos que dicen que la mitad de los parados están trabajando en negro y que las cosas no están tan mal porque “los bares y las playas están llenos”, la realidad de una generación que tiene que elegir entre ser adolescentes perpetuos, mantenidos por sus padres y sobreviviendo en empleos precarios, o irse y dejar su familia, sus raíces.




Esa es la autentica cara de la crisis, y se llama Elena.

4 comentarios:

Viriato, pastor lusitano. dijo...

Esto me recuerda mucho a la crisis argentina, la cual conozco porque tengo familia, primos hermanos, nacidos allí. En Argentina, hace diez años cuando el famoso tema del corralito, licenciados en medicina, abogados, ingenieros, profesores, etc, salieron echando para España, EE.UU, Reino Unido, Francia, a ocupar puestos de camareros, peones, barrenderos...Puestos que en su país nunca hubieran ocupado, ni se les hubiera pasado por la imaginación. Esos puestos, en Argentina, en la gran urbe bonaerense, los ocupaban bolivianos y paraguayos, que a su vez, algunos, eran titulados universitarios en Bolivia y Paraguay.
Nunca creimos que nos iba a tocar, pero nos tocó. La moraleja es, que siempre hay alguien más pobre y más desgraciado que tu. Saludos.

Anónimo dijo...

a mi me parece que todo este lio financiero es desde que nos obligaron a utilizar la moneda europea, 1 euro... casi nada en este pais vale menos de 166,386 pesetas... joor, sin euros era el pais de los "20 duros" 100 pesetas, esto esta ocurriendo aqui, y encima, tambien es, me parece el pais del "redondeo"..,mas cuando las previsiones del ministro, es de 48 meses, para la recuperacion , ¿brotes verdes?..o ¿boinas verdes?....

Wafah dijo...

Que marruecos seguro que no estamos peor, emigrante. De eso doy fe porque se lo que hay allí y lo que tenemos aqui. Por muy mal que estemos, aquello es el tercer mundo, eso tenemos que tenerlo claro y la muestra es la cantidad de personas que intentan venir a España, no solo de marruecos, sino muchisimos subsaharianos.
Por otro lado, te dire que de España se ha ido, se estan yendo ahora y se irán mucha gente a trabajar fuera. Con Aznar tambien se iba gente a trabajar fuera porque progresar es derecho de todos y si no encuentras trabajo aqui pues tienes que buscarlo fuera. Solo te digo la cantidad de médicos y enfermeras españoles que trabajan en Portugal y en Reino Unido porque aqui es imposible ejercer su profesión. Y esto lo digo porque me pilla bastante cerca. Todos sabemos lo mal que estan las cosas en España, no seré yo la que defienda a ZP pero, como dije en el anterior post, si culpables son unos, los otros tambien por indiferencia y desidia. Y es que es mas facil ver como se estrella el otro que remangarte y ponerte a trabajar codo con codo. Saludos, emigrante.

El emigrante dijo...

Si Viriato, pero dudo mucho que eso, que hay alguien mas desgraciado que tu, le sirva de consuelo a nadie. Espero de verdad que no lleguemos a los extremos de Argentina, aunque solo sea porque la UE no puede permitírselo…

En cualquier caso, y después de estar 6 meses haciendo un curso (inútil, por otra parte) del INEM sobre entidades bancarias, yo recomiendo que todo el que tenga dinero en los bancos, lo saque, y lo convierta en oro. No, no es coña, ahora es muy posible y factible, incluso hay empresas que se dedican a vendar lingotes de cualquier precio.

Y es que, el interés que te ofrecen los bancos por prestarles tu dinero es indicativo de su situación. Y cuando este lega al 5%, es que están al borde del abismo. Pasando el 5%, toma el dinero y corre, es la bancarrota.



El euro fue usado para alzar artificialmente los precios con el redondeo, cierto anónimo, pero trajo muchas cosas positivas y, siendo realistas, no podíamos quedarnos fuera. El problema ha sido la gestión que de la economía e ha hecho en los años de bonanza, que ha sido pésima, y lo peor es que siguen sin tener ni idea de cómo arreglarlo…



La diferencia, wafah, es que con Aznar esas enfermeras y médicos se iban fuera porque, o bien querían trabajar en lo suyo, no en otra cosa (y entonces si había trabajo a mansalva) o bien querían cobrar mas, coger experiencia y volver al cabo de unos años con un buen curriculum para acceder al trabajo de sus sueños, mientras que ahora la gente se va porque literalmente no tiene trabajo ni en un Mcdonalds, por pura desesperación y a trabajar de lo que sea, limpiando o poniendo cafés. Comparar una situación con la otra es decir tonterías o simplemente, mentir.

Y antes de echar las culpas al PP e nuevo ¿Qué sugieres tu que hagan? Mira esto es mu fácil; es como si tu vas en el coche de pasajero, y el que conduce no tiene ni puta idea de la ruta, pero a pesar de ello no acepta consejos, ni dejar conducir a otro, y os leva por en medio de un bosque a oscuras jurando que dentro de nada se vara la autopista… ¿que harías tu? ¿te callarías para que no se molestase? ¿le apoyarías a pesar de que sabes que se esta acabando la gasolina y estáis en mitad de la nada sin agua o comida? ¿o le darías un empujón, cogerías el volante?

Saludos.