domingo, 28 de noviembre de 2010

Derecho a la intimidad ¿por encima del derecho a la vida?

Hay cosas que, en función de las preferencias políticas de cada uno, se pueden defender, aun sabiendo que son del todo ciertas, o incluso equivocadas. Hay cosas que, haciendo un ejercicio de retórica, se pueden justificar, incluso podemos defender algo en lo que no creemos, por diversión, o simplemente para tocar las narices. Claro que para eso hay que tener cierta facilidad argumentado y debatiendo, y no siempre es el caso.

A mi se me da bastante bien jugar al abogado del diablo (podría convencer a un jurado que el asesinato en masa es una forma de comportamiento socialmente aceptable) pero hay cosas con las que nunca jugaría, y que nunca defendería.

Ayer en “La Noria” hacían un monográfico sobre el sida, y un grupo de tertulianos (de cierta cuerda ideológica, claro) y afectados por la enfermedad defendía con uñas y dientes que en las relaciones sexuales, alguien infectado por el virus no tenia la obligación de comunicar a la otra persona que lo estaba, decían que comunicarlo o no era su libre elección, y que tenían derecho a proteger su intimidad. Según ellos con usar “las debidas precauciones” era más que suficiente. Afirmaban incluso que el sida no era contagioso, que simplemente, se transmite (que me expliquen la diferencia)


Supongo que a estas alturas debía estar ya curada de espantos y no sorprenderme de nada, pero lo oía y no podía creerlo.


Ellos, los portadores e infectados por la enfermedad deben de saber mas que nadie lo que es vivir con esta, lo injusto que resulta que un día te den la noticia de que tienes una sentencia de muerte encima, simplemente porque alguien que era portador no se molesto en decírtelo antes de acostarse contigo, ellos, mas que nadie, deberían ser los primeros en exigir que los afectados fueran claros con sus parejas sexuales.


Pero no, según ellos, su derecho a la intimidad esta muy por encima del derecho de los demás a la salud y a la vida, el derecho a conocer, y luego elegir.


Según los ellos (una afectada, y portavoces de asociaciones gays) con tomar las medida de precaución necesarias, es mas que suficiente, no es necesario comunicar a la pareja sexual que son portadores, ya que “no quieren sentirse mas marginados y rechazados por la sociedad”


Nadie niega que la sociedad margina a los seropositivos, que los trata como los apestados del siglo XXI, y que eso ha de cambiar, pero eso no justifica que se oculte al otro una información a la que tiene derecho.


Porque, si, tienen derecho.


Yo me pregunto, si por ocultar esa información, por no comunicar a la otra persona que son portadores, esta se contagia (es muy fácil que en la pasión del acto sexual, el condón, la única protección que existe, se rompa) ¿les compensara la “protección de su intimidad” ante el hecho de haber condenado al infierno a esa persona? ¿podrán seguir viviendo tan tranquilamente, sabiendo que posiblemente, han matado a esa persona?


La gente tiene derecho a saber, y luego, con la información necesaria, a elegir.


¿Injusto? Puede, pero el derecho a ala salud, y a la vida, esta por encima del derecho a la intimidad.


Y eso no puede negarlo nadie.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Comentario totalmente desafortunado por parte del gay en cuestión, y más aún sabiendo que si hay una práctica sexual de riesgo es el sexo anal. Y decir que él no tiene porque informar a la persona con la que va a realizar la práctica sexual, a no ser que fuera su pareja, argumentando que usaba los medios de prevención adecuados... me parece tal ejercicio de estupidez y de egoismo por parte de esa persona; como si los métodos de prevención que hay funcionaran al cien por cien, anteponiendo su derecho a la intimidad por encima del derecho a no arruinar la vida de otra persona, igual que se la arruinaron a él. Cuando los derecho individuales está por encima del bien común, apaga y vamonos. Esta es la progresía de hoy en día.
Y haciendo mención al programa la Noria me pareció lamentable la actuación de Pilar Rahola y la abogada, contra el padre de Marta del Castillo, impresionante la manera de atacar a una persona que solo busca justicia para su hija. A ver si sigue el mismo camino la Noria que el Tomate. Y Jordi y los colaboradores merecen un post aparte (Sopena, Rahola, María Antonia Iglesias que no contenta con rodar la película Poltergeist nos tiene que seguir asustando todos los sabados )

En fin sigamos en este estado de muchos derechos y pocas obligaciones, que así nos va.

Saludos emigrante

Wafah dijo...

Estoy de acuerdo contigo casi al 100%. Creo que las personas que padecen el sida deberían comunicar esto a la persona con la que van a mantener relaciones. En lo unico que discrepo contigo es en que tu dices que contraer el sida es una sentencia de muerte y afortunadamente ahora, en Europa y Estados Unidos, el sida se ha convertido en una enfermedad crónica pero ya nadie muere de sida si se medica adecuadamente.
Y solo decirle a "Anonimo" que no creo que el sexo anal sea un practica de riesgo mayor que el sexo oral o vaginal. Todos tienen el mismo riesgo siempre que no se tomen las medidas de precaución adecuadas, o sea, ponerse la gomita. Un saludo para los dos.

Anónimo dijo...

Wafah mirate alguna página realicionada con el SIDA o con sexo seguro y lo comprobarás por ti misma que este tipo de relaciones son de mayor riesgo. Te pongo una reseña para que veas el porque de esta afirmación. Para que veas que no solo es ponerse la gomita y ya está todo resuelto.

"El virus del SIDA se pasa más fácilmente de una persona infectada a otra durante el sexo anal, más que el vaginal. En estas circunstancias, el uso de un condón bien lubricado es absolutamente esencial para prevenir el contagio. A diferencia de la vagina, que produce secreciones que lubrican el sexo vaginal, el ano no produce estas secreciones. Sin esa lubricación, la fricción adicional durante el sexo anal, puede provocar la ruptura de los condones. En algunos lugares, es posible conseguir condones fabricados especialmente para sexo anal."

Y sobre que tener el SIDA no es sinónimo de muerte, pues me gustaria saber las estadísticas, pero lo que si está claro es que aunque no te mueras tu calidad de vida disminuirá en un porcentaje altísimo, razón más que suficiente para hacerselo saber a la persona con la que vas a mantener relaciones sexuales, y que esta elija si quiere o no correr ese riesgo.

Saludos Wafah.

El emigrante dijo...

No vi el programa entero anónimo, solo esa parte, y no podía creer el cinismo y la hipocresía del Jordi y compañía (claro que es lógico, el susodicho es del “colectivo” que vamos a esperar)

Con respecto al resto de colaboradores, el Sopena, la Ewook y compañía, son una muestra de la izquierda fanática y extrema que impera hoy en España. Y lo peor es que se creen “los buenos”.



Wafah, me sorprende que digas las cosas que dices, no puede ser desconocimiento, dado tu experiencia, así que supongo que es solo por llevarme la contraria, como siempre. Anónimo (¿eres tu, lector en la sombra?) lo ha explicado muy bien, yo lo voy a resumir en dos simples frases; la primera, el sida es una enfermedad mortal, de la que en 2008 (ultimo año del que tengo datos) murieron mas de 1200 personas en España, que no me parecen pocas.

Y con respecto a que no hay riesgo mayor de contagio por hacer sexo anal, te recuerdo que el culo, mal que le pese a algunos, no esta diseñado para la penetración, o como dijo ese gran actor que es Mel Gibson “El culo esta para cagar, punto” lo que quiere decir, que al no haber lubricación y no dilatarse como la vagina, hay muchas mas posibilidades de producirse la rotura del condón y por ende el contagio.


Y después de la clase de educación sexual, me despido con un saludo a todos.

Anónimo dijo...

;)

Anónimo dijo...

el "portador",tendria la obligacion de comunicarle a la persona que quiere relacion sexual, su condicion de "portador", es humano hacerlo....

Anónimo dijo...

el anonimo dia 2 = sinrrumbo