sábado, 28 de mayo de 2011

El dedo de Dios

Cuenta la leyenda que cuando después de la segunda guerra mundial se estaban delimitando las fronteras entre Finlandia y la entonces Unión Soviética estaban todos los negociadores en una sala en la que se extendía un enorme mapa de la zona, después de meses de interminables conversación y discusiones por fin se acordaron unos límites aceptables para todos y los cartógrafos se pusieron a trabajar mientras los políticos cerraban los últimos detalles. Y hete aquí que uno de esos cartógrafos estaba marcando la línea de separación que le había correspondido cuando tropezó con un obstáculo, levanto la vista del papel y vio un dedo, un dedo de la mano del mismo Stalin, que le miraba desde arriba, siendo totalmente consciente de lo que pasaba, pero sin mover la mano para dejarle continuar.

El cartógrafo se quedó un rato esperando, mirándole, mientras Stalin, imperturbable, le devolvía la mirada. Al final el hombre encogiéndose de hombros, siguió con su tarea, rodeando el dedo del dictador. Por ese gesto, por ese dedo, una pequeña parte del territorio finlandés quedo en el lado soviético, cambiando la vida de miles de personas que vivían en él, es lo que los historiadores llaman bromeando “El dedo de dios”.

Hoy en España hemos sido testigos de otro dedo semejante, bueno, más bien dedazo, que es lo que el PSOE después de años de sacar pecho y presumir de democracia interna ha hecho para nombrar sucesor a Rubalcaba, después de años escuchando cosas como:

“Las primarias son democracia, y lo que ustedes hacen es dedazo” Zapatero

“En el PSOE nadie prefiere el dedazo a la democracia interna” Tomas Gómez

O mi favorita:

“Zapatero nunca dar un dedazo como el de Aznar a Rajoy” por parte de la mismísima Carmen Chacón, que como dicen por ahí, ha pasado de ser una Juana de Arco, que prometía parar las hordas Populares, a ser una Juana la Loca, que nadie sabía cómo sacarse de encima.

Después de años escuchando estas cosas, resulta patético ver como los dirigentes socialistas intentan explicar a sus bases lo que no tiene explicación, como intentan mantener una parodia patética de primarias que del legitimidad a su candidato, cuando todos podemos ver que lo que ha ocurrido aquí ha sido otro dedazo, esta vez no de Stalin, sino de otro loco que creyó poder rehacer el mundo (en este caso España) a su imagen y semejanza.




Este dedazo es lo que queda de la democracia interna del PSOE, y lo peor es que ni aun así conseguirán nada, ya es demasiado tarde.


P.D: ¿Qué le habrán prometido a la Chacón? Porque supongo que no se habrán tragado eso de que lo hace “por el bien del partido” ¿verdad?

2 comentarios:

Wafah dijo...

Emigrante, hay una diferencia fundamental entre lo que ocurrión con Aznar y Rajoy y lo que ha ocurrido ahora. Aznar era el que mandaba en el partido y eligio a Rajoy por que le dió la gana, dejando a un lado a Rato, que estaba mucho mejor preparado. En este caso, Zapatero ya no manda ni un pimiento y, ante un golpe de estado organizado por Rubalcaba y los Barones, no ha tenido más remedio que eliminar a Chacón porque era o su cabeza o la suya en la secretaría general. Zapatero ya no manda nada y es historia, por suerte para los españoles, esperemos que el que llegue ahora nos saque del hoyo, aunque aplicando las mismas políticas lo veo complicado.

P.D.: Yo creia que la "mano de Dios" era la de Maradona, ahora vamos a tener que añadirle el "dedo de Zp", jajajajaja.
Saludos.

El emigrante dijo...

O sea Wafah, que la diferencia fundamental es que el PP es consecuente con sus estatutos y las palabras de sus dirigentes, mientras que el PSOE después de 8 años llenándoseles la boca de “democracia interna” a la hora de la verdad engañan a todos sus afiliados y votantes y hacen lo que mejor les conviene, mientras niegan la mayor y organizan primarias de pandereta.

Bueno es saber cómo se comporta cada uno, ¿verdad?