lunes, 1 de junio de 2009

Pyongyang



Cada uno tiene sus aficiones y sus manías, a mi desde pequeño me gustaba saber sobre países que estaban donde Cristo perdió el mechero, leer su historia, que religión había allí con quien se han partido la cara históricamente…esas cosas.

Con algunos países la cosa es fácil porque estaban aquí al lado (Francia, Italia) otros estaban en el quinto pino pero había mucha información en España porque fueron parte del Imperio (lo mejor de la peli de Alatriste es el mapita del mundo que sale al principio, con las zonas que estaban bajo dominio español marcads en rojo… ¡habia rojo por todos lados! :)) con otros casi no teníamos relación histórica pero por medio de documentales, libros y esa cosas te hacías una idea (Australia, Suráfrica)

Pero había otros que por ningún lado encontrabas información (estoy hablando antes de los tiempo de internet) y según en que casos, la que había estaba muy politizada y no era fiable.

Cuando me fui fuera, conociendo gente, pude ir rellenando mis huecos, además de que la imagen que te ofrece una persona que vive allí y es parte de esa cultura es mucho mejor de la que puedes sacar de cualquier libro.

En Brighton conocí a uno tío que estaba casado con una chica de Kazajistán (a ver quien sabe donde cae eso sin mirar un mapa :)) y en el mercadillo de Candem town (lo mejor de Londres con diferencia, déjense del cambio de guardia y el puto Big Ben; tu te sientas allí a tomar un café y ves el Mundo pasar delante de tus ojos) conocí a un vendedor de camisetas de Nepal, que me estuvo explicando como había sido el cambio político brutal en su país en los últimos años (de una monarquía hinduista de origen divino a una dictadura maoísta, toma ya)

Me explico claramente y totalmente convencido, que el cambio de régimen fue debido a que el ultimo rey se había cargado a todo la familia real para acceder al poder, y que claro los dioses le habían vuelto la espalda por ese crimen y le habían retirado su protección, por eso la guerrilla maoísta había triunfado. Si, ya se que estarán diciendo “otro volao” pero si lo piensan bien, hace apenas un año el país era una monarquía absoluta respaldada en el origen divino de los reyes, y lo había sido los últimos 240 años, y los de allí se lo creían (y creen) a pie juntillas (lo del origen divino del rey). Y fue cometer la masacre y tomar el poder los comunistas… será que soy supersticioso pero yo no me reiría de esas cosas :)

Bueno además de la información, de esa charla saque una camiseta, la camiseta mas chula que tengo, y a la que pienso dedicar un post pronto (les va a encantar, ya verán)

Pero en otros casos, conseguir información es casi imposible.

Es el caso de Corea del Norte, el país que tiene estos días sin dormir a Obama y a la mitad de los lideres del mundo.

Nunca he conocido a nadie que haya estado allí, no es fácil entrar en el país como turista (y aunque lo fuera ¿saben lo que cuesta un vuelo a extremo oriente?) y la literatura y documentales que hay, son en su mayoría estadounidenses, con lo cual no son demasiado objetivos.

La única información que tuve durante mucho tiempo vino del “Camarada Lolo”, antes de ser la cabeza visible y futuro del comunismo andaluz (ironic on) solo era “Paco” un compañero de facultad con greñas, pelo largo, tatuaje y camiseta del Che. Por esa época ya andaba metido en las juventudes comunistas y escalaba puestos, y de vez en cuando nos contaba anécdotas.

Una de ellas era sobre un congreso de jóvenes comunistas del mundo entero que se celebro en Cuba (¿donde si no?) y en el que no recuerdo si el, o un amigo había asistido como parte de la delegación española.

Ya se pueden imaginar como era el congreso, jóvenes, comunistas y Cuba, todo juntito; aquello parecía más una película americana de adolescentes tipo “American Pie” que un congreso. Había alcohol, mulatas, fiestas, etc y todos los delegados comunistas estaban “confraternizando” como locos con quien podían :)

Una cosa hay que reconocerles, los comunistas saben como divertirse, igualito que un congreso de “Nuevas Generaciones” del PP. Por los cojones.

Bueno ¿he dicho todos los delegados? No, miento. Los de Corea del Norte no. Mientras los demás, con una temperatura que rompía termómetros y una humedad del 90%, estaban medio en pelotas en la piscina y en el bar “confraternizando” los delegados de Corea del Norte no se desabrochaban ni un botón del uniforme militar de cuello alto y pasaban el tiempo en sus habitaciones revisando y volviendo a revisar las actas del congreso.

Por lo visto, una de las cosas que hacen en esos congresos es intercambiarse las insignias de cada agrupación como recuerdo (coleccionar pins, vamos) y todas las delegaciones hacían eso, bueno, de nuevo miento ¿adivinan quien no entraba en ese juego? Los coreanos, esos no cambiaban pins ni con su padre.

Por lo visto, el pin oficial del partido es una insignia con la silueta de Kim II Sum y su sucesor Kim jong-IL juntos, el “Líder eterno” y “El líder amado”, como para regalarlo vamos, a ver quien volvía a Pyongyang sin el pin de las narices :)

Después de una semana de conferencias y de que los coreanos hubieran dejado claro que ellos estaban allí para trabajar y no para hacer colección, nadie se atrevía a pedírselo (ni a acercarse, que a los greñudos comunistas les imponen mucho los uniformes militares y el pelo cortado al cepillo) y a esto que el protagonista de nuestra historia (repito, no se si el propio Lolo o algún o de sus compañeros) que iba bastante mamado, se acerca a uno y le dice “Te cambio mi pin por el tuyo”, el otro se le quedo mirando, directamente a los ojos y negó con la cabeza. Otro lo hubiera dejado ahí, pero nuestro amigo (no se si por el alcohol o la cabezonería) se mete la mano en el bolsillo y la saca llena de pins de otras delegaciones y le repite “Te cambio todos estos por el tuyo” y el coreano, ya un poco desconcertado (estaría pensando “¿y estos son los camaradas que tiene que expandir la revolución proletaria por el mundo? Así nos va”) vuelve a negarse.

La historia no acaba aquí, como cabria esperar, sino que sigue con nuestro intrépido (y mamado) compatriota yendo a su habitación y volviendo con una bolsa entera de pins (¿Quién hubiera pensado que hubiera tantas delegaciones comunistas en el mundo?) y diciéndole “¡Te los cambio todos por el tuyo!”

Ya se imaginan la respuesta :)

Hasta hace poco, esa y otras anécdotas era las únicas noticias de primera mano que tenia sobre Corea del norte y los coreanos, pero el otro día, en el sitio mas insospechado, descubrí algo.

Estaba en la biblioteca buscando algo que leer, cuando en la sección de comic encontré un libro titulado “Pyongyang” de Guy delisle. No lo conocía (era comic europeo) pero lo cogí y me lo lleve a casa.

Me encantó.

Son las impresiones de un canadiense que vivió una temporada en Corea del norte, trabajando como jefe de animación de una compañía francesa (por lo visto la mayoría de dibujos animados se hacen allí o en China, bajo supervisión europea, porque salen mucho más baratos)

Es un libro totalmente objetivo (no tiene ninguna intencionalidad política) y lleno se humor en el que el autor retrata el día a día de un país que bien podría estar en otro planeta, el grado de obediencia, paranoia y aislamiento en el que vive la población es tal que muchas veces mientras lo lees, dudas de que las cosas que cuenta puedan ser verdad. Es lo más parecido a “1984” de Orwell en viñetas, pero mucho más divertido.

No voy a contarles nada del libro, no quiero estropeárselo, pero les aconsejo que vayan a su biblioteca y le echen un vistazo, merece la pena.

Y nada mas, joder, como me he enrollado para recomendar un comic. Ustedes disculpen, ya saben que eso de “lo bueno si breve…” no va conmigo :)

3 comentarios:

Pfunes dijo...

Parece interesante. Hace unos meses vi un documental de un "actor" que iba de gira por Corea del Norte y más o menos mostraba la "realidad" de aquel país, sin apenas comentarios aparte de la hoja de ruta. Tenía su interés.

También oí hace cierto tiempo, no recuerdo si en el televisor o en la radio que uno de los "famosillos" de Corea del Norte era un español que causaba furor allí.

Como diría Obelix, "están locos estos coreanos..."

Un saludo.

Javier Pol dijo...

Es muy complicada la cultura coreana, así como la china. Nuestra visión desde la lejanía, es la que reflejas desde el post y es muy complicado ser objetivos viendo al iluminado que les manda, pero uno navegando por YouTube y pinchando el nombre de Kim Jon Ill, se da cuenta de que si el lo quiere se matan todos; es lo más parecido a una secta pero llevado a todo un país.

Gran post

El emigrante dijo...

Echale un vistazo al libro Pfunes, que merece la pena. Lo del español lo he oido tambien ¡y por lo visto es de Sevilla! otro exiliado de la España de Zapatero, que llego alli busacando trabajo sin duda :)


Hombre, las culturas asiaticas son muy distintas de la nuestra (que me lo digan a mi que estuve un año saliendo con una china) pero yo creo que lo de Corea del Norte ya esta en otro nivel, como tu dices seria el equivalente a una secta. El problema es que como les de por suicidarse en masa nos llevan a todos por delante, que tiene armas nucleares...


Un saludo a los dos