viernes, 14 de agosto de 2009

El “Imperio” de Kamen


El otro día me fui de vacaciones 6 diitas a la playa (¡por fin!) y antes de salir me pase por la biblioteca para coger algo que leer, tenia en mente algunos libros pero entre que me estaban esperando con el coche aparcado en doble fila y que de los tres ordenadores de consulta (si, tres, en la biblioteca mas grande de Sevilla, esa es la “Andalucía Imparable” de Chaves) dos estaban estropeados y el otro ocupado pues como que no pude elegir mucho.

Así que fui a lo seguro; me pase por la estantería con las obras de Pérez Reverte y cogí un recopilatorio de artículos llamado “No me cogeréis vivo”, luego fui a la sección de historia y pille un ensayo sobre el surgimiento del Imperio Español (si, imperio, el primer Imperio Mundial, y no lo digo yo, lo dice la Wikipedia yanqui) que tenia muy buena pinta, y ya sin tiempo y casi en la salida cogí una novela de la sección de novedades simplemente porque me gusto la portada; una estrella roja soviética.

El libro de Reverte cayo el primer día y como dije, un valor seguro, que bien escribe este hombre coño, si alguna vez consigo escribir solo la mitad de bien que él puedo morirme tranquilo (los articulo me refiero, porque algunos de sus libros… si esta leyendo esto que sepa que me debe los 15€ que me gaste en “La piel sobre el tambor” y mas o menos lo mismo de “La carta esférica”, pero bueno, por libros como los del Capitán Alatriste o “La sombra del águila” se le perdona todo)

Después me puse con la novela, que se llama “El niño 44” y que fue una sorpresa agradable, trata sobre un asesino en serie en la Rusia estalinista, no es que sea muy original pero te explica muy bien como era la vida diaria en el paraíso comunista de la época, mas de uno debería leerlo a ver si abre los ojos de una vez.

Al cuarto día me puse con lo que pensé que seria el plato fuerte, el libro “Imperio” de Henry Kamen, la verdad es que prometía, por el tema obviamente y porque era un tocho gordísimo. Y es que ya estoy cansado de los “libros de historia para tontos” que se escriben hoy día. Para evitar asustar a los posibles lectores con su tamaño lo que hacen es quitar material y resumir, y al final queda lo que queda; desconfíen de los libros de historia finitos que prometen explicar “las claves” de un tema o una época, en la historia hay nombres, fechas, hechos que necesitan ser explicados y la mayoría de las veces para situar y entender esos hechos correctamente hay que remontarse a otros hechos anteriores, que también hay que explicar. Un libro de historia de esos para tontos solo sirve para que el lo lee se sienta mas culto, para nada mas.

El caso es que empecé a leerlo con muchas ganas, pero cuando iba mas o menos por la mitad la cosa empezó a mosquearme; el autor, en vez de explicar los hechos que llevaron a la creación del Imperio español y como este afecto al resto del mundo, se pasa la obra argumentando que las conquistas, las batallas, las victorias (y las derrotas, que también las hubo) no fueron debidas a los españoles, sino a los distintos pueblos que por voluntad propia u obligados lucharon bajo la bandera española.

Esto que para cualquiera que sepa algo de historia (o tenga mas de dos neuronas) es algo obvio el tal Kamen lo presenta como lo mas novedoso desde la Cocacola, según el, fueron los portugueses, italianos, belgas, indios americanos, catalanes (el tipo mete a Cataluña en el saco de las naciones) y alemanes los que realmente hicieron el trabajo.

Ojo, que no estoy diciendo que sea mentira, ¿Cómo si no un pequeño país, pobre y con escasa población podría haber tumbado a imperios mucho mas grandes poderosos y convertir a Europa durante dos siglos en su patio de juegos? Lo que habría que recordarle a este señor es que eso ha sido así desde el principio de la historia ¿Cuántos Macedonios formaban el ejercito de Alejandro cuando llego a la India? y Atenas, la creadora del “Imperio Ateniense” iba a la guerra con una flota formada por barcos procedentes por la mitad de las polis griegas, que excedían con mucha en numero a los barcos y soldados atenienses, por no hablar de Napoleón, que tuvo el ejercito mas multicultural (ahí se adelanto a Zp)de la historia, con soldados suecos, italianos, suizos, egipcios, polacos, alemanes y españoles (obligados, si, pero ahí estaban, para saber mas léanse “La sombra del águila” del Reverte )y a ver quien le dice a un gabacho que la gloria de las conquistas napoleónicas no pertenece a Francia, sino a las “naciones de Europa”

No, ninguna nación que ha conquistado un imperio a punta de espada lo ha hecho sola, sino asimilando las tropas de los países conquistados, usando mercenarios o tropas de países vasallos…lo que este señor olvida, es que el núcleo de esas tropas, el motor, la base sobre la que se cimentaron esas victorias eran los soldados españoles (los tercios) de igual manera que fue el ansia de victorias y de conquistas de los reyes y generales españoles lo que empujo a seguir…

Ya con la mosca detrás de la oreja me metí en internet a ver quien coño era el fulano este y me encuentro que era un historiador muy prestigioso (ahora lo es menos) un “hispanista”, uno de esos ingleses que aman mucho a su país y están muy orgullosos de el, pero que viven, trabajan y se pasan la vida estudiando la historia de España. El tipo, además, vive en Barcelona y parece que ha sido adoptado como mascota por los nacionalistas catalanes (como si gritar eso de “Cataluña es una nación” con acento guiri fuera mas convincente :))

Había mucha información, entrevistas, artículos… me enteré que según él Gibraltar no es una colonia, que los que tenemos colonias en África somos los españoles (Ceuta y Melilla) que España como nación y concepto político nunca ha existido y que la cultura española empezó en el S. XX, cosas así… en fin, ¿para que seguir? Después de saber con quien me jugaba los cuartos volví a la lectura del libro, y la verdad que la cosa mejoro; ahora que sabia que el autor es a la ciencia historiográfica lo que Coto Matamoros y Ana Rosa Quintana a la literatura el panfleto mejoraba bastante, solo había que tomárselo como un libro de humor :)

Aun así, la actitud de superioridad moral de estos ingleses me toca los huevos; no solo se permiten venir aquí a darnos lecciones de nuestra propia historia, y en ocasiones apropiársela (ellos llaman a la Guerra de la Independencia Española “Peninsular wars” y están convencidos que ellos fueron quienes la ganaron, parándole los pies a Napoleón, los españoles solo estaban por ahí cantando y bailando mientras ellos hacían el trabajo) sino que además se inmiscuyen en asuntos de política nacional actual (el amigo Kamen y su colega Ian Gibson se metieron a opinar en el fregado del traslado de los papeles del archivo de Salamanca a Cataluña, el mismo Kamen es un firme defensor de la independencia de la “nación catalana”)

Yo que quieren que les diga, todo el mundo puede opinar lo que le salga de ahí mismo pero, parafraseando a Pérez Reverte, esto es como si invitas a alguien a tu casa y el tipo se pone a criticar la decoración y los muebles…

Me pregunto que tal les sentaría que un historiador español fuese allí a opinar sobre la independencia de Irlanda del Norte, Escocia y el resto de colonias...ay no, que los que tenemos colonias somos nosotros, que despiste.

Hay que joderse.

7 comentarios:

Jesús dijo...

Don Henry, como irónicamente diría Reverte.
He tenido la oportunidad de leer alguna obra de este autor. En concreto el que trata sobre la Inquisición española.
No soy historiador, pero siempre fui aficionado a la historia y con los años alguna opinión formada he podido ir alimentando. Y como mínimo diría que este señor tiene una visión de la historia de España muy sesgada.
El artículo de Reverte también lo leí hace tiempo. Y estoy de acuerdo en el tema de que este historiador, o hispanista, escribe o tiene cierta tendencia a escribir lo que en Cataluña, que es donde engorda su cuenta corriente, quieren oír.
Pero no por un hispanista subjetivo e interesado hay que despreciar al resto.
Soy gran aficionado a la lectura de las obras de otro, en este caso estadounidense, Stanley Payne, que desde luego ve a España muy diferente a don Henry. Te recomiendo, si aún no lo has hecho, la lectura de su último volumen: "España, una historia única" en la cual hace un repaso a la historia de este país reflexionando casi filosóficamente de los más de 20 siglos de historia documentada que hay de España.

Bueno en fin. Que los catalanes se compraron su hispanista británico para que alimente su historia medio inventadilla colocando a Cataluña como nación, culpando a los españoles de opresores y mala gente. Supongo que pueden pagar a este autor mundialmente reconocido para su causa. Que no es otra que la de hacerse un nombre como nación e identidad nacional al precio que sea. Aunque haya que inventárselo. Jamás vi algo igual. Un pueblo que se inventa su historia.

El emigrante dijo...

Jesus, el problema es que este señor quiere que la realidad (y la historia) se adapte a su vision, no al contrario, como un profesional serio tendria que hacer.

Sobre lo de Cataluña, creo que ya esta todo dicho, todos os pueblos mitifican su pasado e inventan en cierto modo su historia, pero ese es un natural proceso que el pueblo hace espontaneamente a lo largo de siglos, en Cataluña lo que esta ocurriendo es que el gobierno nacionalista ha creado un pasado ficticio e irreal y lo quiere imponer a base de contratar a historiadores de "prestigio", pero, parafraseando de nuevo al maestro Reverte, la realidad es tozuda (y fascista segun ellos, porque va en contra de los deseos y aspiraciones nacionalistas)

El problema es que esas idas de olla que nos quieren vender se les permite aqui, por el complejo existente, pero en cuando salen fuera de las fronteras nacionales, la carcajada es unanime.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Aquí puedes leer un artículo de Reverte sobre este personaje.

http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=286&id_firma=1189

Anónimo dijo...

Este tipo de como César Vidal pero en el otro extremo... qué fácil es ahora "ser" historiador... ¿Dónde están los Menéndez Pidal contemporáneos?

En fin... En todo caso, en otra época esto de que un extranjero venga a insidiar contra una nación soberana, y centenaria basada en una idea ya existente hace dos milenios, por mucho que le moleste a ese señor, se habría considerado espianoaje o sabotaje o qué sé yo, pero ese tipo habría sido declarado persona non grata en España.

¿Tendremos alguna vez un gobierno con los huevos de tratar sin miramientos a la gente que intenta destruir nuestro país? No mientras ningún partido presione para ello, y desde luego nunca lo harán los partidos "moderados" (y acojonados por las minorías nacionalistas) que tenemos en el congreso. Hbaría que hacer un gesto de fuerza entre los votantes que estamos preocupados por españa y aunque sólo fuera para una legislatura meter 3 o 4 diputados de algún partido ultranacionalista español en el congreso, cuando los grandes le viesen las orejas al lobo estoy seguro de que muchas coss empezarían a cambiar...


Saludos de un visitante casual.

El emigrante dijo...

Anonimo, es que ahora en España, para que te tomen en serio como historiador tienes que ser ngles o americano, o bien nacionalista catalan o vasco (o de la aldea que toque) y redescubrir (eufemismo para inventarse lo que me venga mejor para justificar mis posturas politicas o las de los que me pagan) la historia de España, si no entras en estos dos grupos solo eres un facha, asi de simple.

Y sobre lo que dices de los diputados de extrema derecha, echale un ojo a lo que escribi hace tiempo :)

http://soyespanolyque.blogspot.com/2009/05/lo-que-necesitamos-un-partido-de.html


Un saludo

Anónimo dijo...

Que horror que la historia de Nuestro mundo hispanico en manos de estos mentirosos fabuladores como Kamen, señor Kamen usted es asalariado de los catalanistas separatistas, no se haga y deje de JODER a España

Anónimo dijo...

Bueno, si todos los que opináis aquí pasasteis por el colegio, sabréis seguramente las tres cosas en las que se basaba (ya no) la historia de España: los romanos, Isabel y Fernando y su conquista de América y "nuestro" gran imperio. Y la Reconquista. Poco más.
Yo no voy a comentar aquí nada del libro de Kamen, ni tampoco del magistral ensayo de Joseph Pérez ('La leyenda negra'), ni de Pérez Reverte. Solamente os invito a echarle un vistazo a la revuelta que protagonizaron Bravo, Padilla y Maldonado allá en 1521.
¿Oía el Imperio Español las necesidades de Castilla (España es algo posterior)? ¿POR QUÉ el oro de América viene a MORIR en España y es en Génova enterrado?
¿La intolerancia religiosa del eje España-papado ante los focos protestantes del resto de potencias europeas preparó el letargo posterior, condujo a la decadencia inexorable, fructificó en el aislamiento glorioso del caudillo Paquito? ¿Qué nos pasó? ¿Fuimos pasto de las envidias? ¿Nos castigó dios por la soberbia imperialista?

Yo también soy español, pero leo con lupa.
Un saludo al autor del blog, tan respetable, y a los comentaristas.