domingo, 20 de septiembre de 2009

Cornudo y encima, apaleado




Ya les he comentado alguna vez que no suelo ver mucha tele, la televisión en España da pena, no es que sea de mala calidad, es que es pura basura; se basa en series malas (ahora vuelve la de la tetas esa) programas de corazón (un día hablaremos de esa gentuza) y sobre todo, en la publicidad. No se ustedes pero yo cuando cortan y te ponen un letrerito “volvemos en 8 minutos” siento como si me tomaran el pelo, cuando pasan los 8 minutos (que casi siempre son mas) ya no se ni lo que estaba viendo.

Así que como les digo, aparte de los informativos y alguna cosa puntual, tele yo, poca, si quiero ver algo me lo bajo de internet y de paso le saco partido al impuesto revolucionario (o el canon, como le llaman otros) que nos imponen los amíguetes de Zp.

Pero el otro día al mediodía, cuando llegue de trabajo no había telediario, sino un partido de tenis, y como mi padre no es lo que se dice un fan de los deportes, se puso a hacer zapping, y acabamos viendo un programa de juicios.

Yo recordaba el formato de cuando era pequeño y empezaban las privadas; dos personas que tienen algún problema que no pueden resolver por si solos (dos hermanos que no se ponen de acuerdo en quien usa el baño primero, un vecino que se queja del ruido que hace el de arriba, etc.) van a exponer sus vergüenzas delante de toda España y a esperar a que un fulano disfrazado de juez decida quien tiene razón.

En mis tiempos lo presentaba la Anarosa, pero ahora lo han modernizado y además de cambiar el plato han puesto a una juez (¿o se dice jueza? ¡Ministra, una ayudita por aquí!) Pero todo lo demás sigue siendo lo mismo, o eso creía yo.

El caso es que empecé a verlos (que recuerdos de juventud, solo falta ya que vuelvan a echar lo del “Humor amarillo” con el chino Kudeiro y los comentaristas to fumaos haciendo la traducción) cuando en vez de la típica discusión de vecinos porque el perro de uno se caga en la puerta del otro, veo a un matrimonio joven, en la que ella acusa a el de celoso empedernido y pide a la juez (¿O jueza? Por favor, que alguien llame a la Aido) que le obligue a tomar una terapia psicológica.

Entonces el pobre marido toma la palabra y explica que el siempre ha querido a su esposa y que nunca desconfió de ella, hasta que hace seis meses ella le puso los cuernos y el lo descubrió, a pesar de eso decidió darle una segunda oportunidad, pero ya estaba con la mosca tras la oreja el hombre (¿y quien no lo estaría?) así que a través de internet se hizo pasar por un admirador de su mujer a ver como ella respondía.

¿Se imaginan que pasó? Pues que la amante ( y arrepentida) esposa no solo corta el contacto con el supuesto admirador, sino que le sigue el juego y acaba quedando con el en un bar… obviamente el que se presenta fue el marido, y claro, esta vez lo de “estaba borracha, no me acuerdo de nada” pues como que no sirvió.

El hombre le pedía la separación y que se fuera de casa y la tipa no solo se negaba sino que quería que lo metieran en terapia por “celoso compulsivo”

Hay que joderse.

Pero lo peor del caso es que parte del publico le daba la razón a la tipa, criticando al marido por “desconfiado”, diciendo que “un error lo tiene cualquiera” e incluso justificando la actuación de la mujer, argumentando que era la actitud del marido la que había hecho que la pobre chica se echara en brazos de otro ( a pesar de que el pobre hombre antes de que le pusieran los cuernos había vivido muchos años feliz con ella, sin muestra alguna de ser celoso ni posesivo, como la mujer admitió)

Vamos que encima de cornudo (y delante de toda España) apaleado.

Al final parecía que la tía no es que fuera mas puta que las gallinas (no, eso seria un pensamiento machista y políticamente incorrecto, impensable en esta España nuestra de ahora) sino que era una victima de los celos del marido que había llegado a inventar una identidad virtual para espiarla (que es lo que hubiera hecho cualquiera con dos dedos de frente, ya que eso de confiar esta muy bien, pero cuando te cuesta trabajo pasar por debajo de las puertas de los cuernos que te han puesto , digo yo que la cosa se vera de otra manera)

En resumen este programa es una muestra mas del relativismo moral al que ha llegado este país los últimos años (donde que las niñas de 16 puedan abortar sin permiso paterno no es algo malo, un fracaso de la persona y la sociedad en general, sino “una opción”) se ha extendido, y ya nada es bueno o malo, correcto o incorrecto todo es “según” y la justicia o el sentido común han sido suplantados por lo políticamente correcto.

Si les sirve de consuelo la jueza (ya me he cansado de esperar a la ministra, se queda así) después de consultar un buen rato la jurisprudencia (no el sentido común, que le habría llevado un par de minutos) le dio la razón al marido.

Y eso a pesar de la declaración de amor de la esposa, que afirmaba que “iba a luchar por salvar su matrimonio” a lo que el marido respondió que ella luchara lo que quisiese pero que cuando saliera de allí el se iba directo al juzgado, al de verdad, a divorciarse, lo cual motivo el enfado de la señora.

Esa chica me recuerda a una que conocí hace mucho tiempo, que se decía a si misma muy “liberal” (vamos que se cepillaba a todo aquel que le guiñaba un ojo, aunque el chico no tuviera intención de nada, simplemente es que tenia conjuntivitis) y se indigno mucho cuando un conocido mío se negó a salir con ella.

Cuando le pregunto que si se creía demasiado bueno para ella el le dijo que no pero “que darle un beso era como comerle la poya a media España, así que, como que no…”

Pues eso.

6 comentarios:

Wafah dijo...

Yo tambien veo muy poca television, además de por lo mala que es, porque tampoco tengo mucho tiempo y estoy de acuerdo con todo lo que dices. A mi tambien me molesta mucho la publicidad, sobre todo cuando "intentas" ver una pelicula de hora y media y acaba durando 3 horas. Parece ser que televison española va a suprimir la publicidad (ya era hora) y espero que tambien mejore la calidad de los programas y deje de competir con las privadas echando los mismos bodrios... un saludo y un beso para ti, emigrante.

Pasión dijo...

Emigrante, ese programa lo podemos ver en Telecinco de lunes a viernes a las 14:30 h., si queremos claro.

Por si acaso te interesa, de telecinco ya sabes por el..........hinco.

Menos los presentadores, los demás son todos actores, lo leí en El Mundo, las personas del público se pueden ver en otros programas e incluso en anuncios publicitarios.

Los Jueces (son dos) y la Juez creo que sí son reales y los "juicios" están basados en la vida real, así como las sentencias.

Saludos juiciosos

BOIRA_A dijo...

Emigrante , ese programa del que tu hablas era de verdad un Juez y sus juicios eran inapelables porque los hacia con la ley en lamano y juzgando muy correctamente A mi me gustaba aunque habia caso que era escarnio puro y que mejor no deberian ir
De ahora no puedo aopinar gracias aun presidente y al que le ha seguido en mi casa no vemos la television desde hace mas de ONCE años
Gracias Manolo Baños y Vas vasilev por tenertos tamntos años alejados de la telebasura Que Dios os lo premie

El emigrante dijo...

Wafah, no creo que la cosa cambie mucho en TVE1, solo que nos costara mas dinero a los españoles financiarla, nada mas...

Pasión, no creo que sean todos actores, lo mismo decian de gran Hermano cuando empezó. Yo creo que nos gusta pensar que son actores y nada de eso es real, pero como se suele decir, la realidad supera a la ficción... :)


Once años sin tele, coño Boira, cuanta basura te has ahorrado :)


Un saludo a las tres.

Javier Pol dijo...

Viva la descarga directa en Internet, vivan los piratas y vivan todos los que bajan de Internet. La culturra de Sinde scargas y la madre que parió a la telebasura y como bien dice Pasión a Telecinco que por el ... se la hinque a ellos, que huevos.

Veo tele, muuuucha, pase de dos horas diarias a una media de dos minutos a la semana, y como bien dices si tengo que ver o seguir a una serie, a Internet, gastarse unos eurillos en CDs o DVDs y ya las tengo por los siglos de los siglos. Como puedes ver del programa ni puñetera idea por que no se ni cual es, si recuerdo el de la Anarosa de verlo con mi abuela, pero de este ni idea, pero mi apoyo al "cornudo", ¡ups! perdón, ya se me me fue el políticamente correcto de hoy en día, si ya me dice mi madre que soy muy mal hablado y que no sabe a quien "coño" me parezco; pues nada que sigo.



Un saludo.

El emigrante dijo...

Javi yo creo que lo del canón nos viene bien y todo, porque la cantidad de Gigas de series, peliculas y comics que tengo en mi disco duro, no la podria haber comprado en mi vida :)

Saludos.