lunes, 25 de enero de 2010

Actos y consecuencias


Ya se que este articulo llega un poco tarde, pero a pesar de ello no quisiera dejarlo pasar sin comentar el tema.


Hace unos días ya les hable de lo que me molestan las personas poco consecuentes, les puse el caso de Zparo, porque para mi no hay mejor ejemplo (salvo los nacionalistas, claro) pero no quiero que piensen que esto se circunscribe al mundo de la política, que va.

¿Recuerdan ustedes la que armaron los ecologistas de Greenpeace España al intentar realizar una acción de protesta en la cena de gala que ofreció la familia real danesa a los líderes mundiales en la cumbre de Copenhague sobre cambio climático? Su objetivo era llamar la atención mundial sobre le cambio climático mediante una acción pública y de gran repercusión mediática, pero fueron bloqueados antes de lograr su objetivo y conseguir sentarse a la mesa de invitados, pero consiguieron lo que querían; estar en todas las portadas e informativos mundiales.

Hasta aquí nada que objetar, lo intentaron, les pillaron, mala suerte. Lo que me toca las narices es lo que vino después.

Resulta, que, como es lógico, López de Uralde (el español detenido) y la chica que lo acompañaba fueron detenidos y puestos en prisión a la espera de juicio, y claro, ahí ya se les acabaron las sonrisas y el buen rollo, y comenzó una campaña en los medios de comunicación desde mi punto de vista incomprensible.

Empezare diciendo que yo no soy uno de esos que niegan el cambio climático y la influencia (desastrosa) del hombre sobre el equilibrio de nuestro planeta, dentro de mis limitaciones intento ayudar en lo que puedo (no malgastando electricidad, reciclando) y los grupos ecologistas tiene mis simpatías, pero vamos a ver ¿Qué esperaban?

Irrumpieron ilegalmente, usando acreditaciones falsas, en un acto oficial presidido por el jefe de estado de Dinamarca y que tenia como invitados a los principales lideres mundiales, intentando boicotear el acto, para conseguir publicidad, de nuevo ¿Qué esperaban, que le dieran una palmadita en la espalada y les dejaran marchar?

Desde que fueron detenidos, todos los días en la prensa, los telediarios y sobre todo en las tertulias políticas de la televisión se hablo de “escándalo” de “trato vejatorio” y exigían la puesta en libertad inmediata.

Yo no entendía nada, esas personas cometieron conscientemente un delito penado por las leyes de un país soberano y democrático, y como eran conscientes de ello, también deberían ser conscientes de sus consecuencias, y aceptarlas.

Es como si el niño guay de la clase le pone una chincheta en la silla a la profe esa que no cae bien a nadie, y cuando esta se pincha y da un grito todo el mundo le aplaude, el responde que con risas y reverencias, pero cuan do luego la profesora le coge de la oreja (así no, que ya no se puede hacer eso, que el niño se nos traumatiza) y lo lleva al director paraqué le imponga un castigo (¿eso se puede hacer todavía? ¿o no?)sus compañeros, la Asociación de padres (y madres, perdóneme ministra que hoy estoy un poco espeso) y hasta el conserje exigiera que no le castigaran, calificando el comportamiento como “desproporcionado” y presionando para que se vaya de rositas.

Sera que yo soy muy raro, pero a mi me enseñaron que un hombre ha de hacerse responsable de sus actos y no irle corriendo a mama llorando.Pero claro, hay que entenderlos, se creen que porque en España la ley y la justicia es un cachondeo en todos lados es igual, y claro, como no es asi, pues pasa lo que pasa.

Solo hay que ver la reacción de los medios; se habló de “acto de venganza” de “castigo desproporcionado” y hasta de “tortura” por uno de esos progres que van a “La noria” a tocarle las palmas a Zp…. lo que mas gracia me hizo fue la frase que dijo uno en ese programa “Esto en España no pasa” como si pudieramos darles lecciones de democracia y derechos humanos a los daneses nada menos. Como diria Trillo, manda huevos.

Pues claro que aquí no pasa, en España se ataca y se hace pitorreo del jefe de estado y su familia, se desea su muerte (¿recuerdan al Tarda y su "!Muerte al Borbón!"?) y no solo no se actúa desde la fiscalía, sino que se cataloga como “libertad de expresión”. Si en vez de Dinamarca eso hubiera ocurrido aquí, los de Greenpeace no es que no hubieran ido a la cárcel, sino ni si quiera hubieran sido procesados (y al final habrían sido recibidos en la Moncloa por ZParo, como si lo viera)

No se que me molesta mas, la falta de congruencia (y de cojones, que coño) para aceptar las consecuencias de los propios actos o que desde este país se vea anómalo una actuación de la justicia lo que debería ser la norma. En fin, es la sociedad que hemos creado, en la que solo existen derechos, no deberes, y donde nadie se hace responsable de sus actos, porque tampoco nadie pide cuentas.


Este es el país que tenemos, y estos son los españoles de hoy en dia.


Que dios nos coja confesados.

2 comentarios:

Wafah dijo...

Estoy de acuerdo contigo, emigrante, pero tambien me parece una verguenza que los paises no puedan ponerse de acuerdo en reducir las emisiones para evitar el cambio climatico. Eso si que es una verguenza...lo otro podemos dejarlo en una simple anecdota comparado con lo realmente importante ¿no crees?. Saludos.

El emigrante dijo...

No he querido decir que esta anecdota sea mas importante que el ridiculo que los paises han hecho en Copenaghe al no haber alcanzado un acuerdo, simplemente he querido señalar un comportamiento que no es logico ni consecuente, a mi parecer, en fin, mejor que nos vayamos acostumbrando... esto es España.

Saludos.