martes, 9 de marzo de 2010

Inmigrantes



Bueno, hoy pensaba hablar de los toros, y de la polémica que ha surgido con su prohibición en Cataluña (si, ya se que aun se esta debatiendo, pero créanme, la cosa ya esta mas que decidida) pero un comentario en el articulo de ayer (que por cierto ha batido records, mas de 600 vistas en un solo día) me ha hecho cambiar de idea.


“Qpneno” hacia referencia a las supuestas cárceles secretas que denunciaba el amigo Guillermito, en la que se encerraría a inmigrantes sin juicio, abogado, etc… una especie de Guantánamo hispano, para entendernos, y de ahí paso a comentar el tema de los inmigrantes ilegales en España. Me pareció una reflexión muy interesante, y me di cuanta que es un tema que nunca he tocado en el blog.


La verdad es que ahora que lo pienso, inconscientemente he evitado pronunciarme, ya que es un tema que me tocaba de cerca y no me veía con objetividad suficiente para opinar; yo mismo he sido emigrante (de ahí mi Nick) y la mayoría de mis relaciones de pareja han sido con extranjeras (desde eslovacas a chinas, pasando por jordanas) así que siempre que se habla de este tema me asaltan sentimientos contradictorios.


Pero ahora más bien creo que esa experiencia me hace ver la situación desde un punto de vista neutral ¿acertare? no lo se. Ustedes dirán.


Para empezar diré que nadie se va de su país por gusto, nadie deja su familia, sus amigos, su cultura, su tierra, para ir a otro país a empezar de cero, muchas veces sin conocer el idioma y con la incertidumbre de no saber si saldrá adelante, o tendrá que volver a tu tierra, fracasado.


Eso que vaya por delante; nadie va a otro país a aprovecharse del sistema, ni “a vivir del cuento”, se hace por situaciones de extrema pobreza, hambre, persecución política o bien, como en mi caso, para buscar un futuro laboral mejor. Por eso, porque yo se lo que es llegar a una tierra extraña, solo, a buscarse la vida, siento un profundo respeto (y lastima) por aquellos que vienen a España a trabajar, a intentar sacar a su familia de la pobreza, y ¿por qué no? traerlas a este país, lejos del hambre y la violencia.


Díganme la verdad, de estar en su situación ¿ustedes no lo harían?


Así que por ese lado, lo tengo claro; ser inmigrante no es sinónimo de delincuente, y cuando escucho lo típico de “España para los españoles” me hierve la sangre, y me dan ganas de recordar a mas de uno, que no hace muchos años, media España vivía en Alemania, Suiza o Francia, y que gracias a las divisas que mandaban esos emigrantes, el país prosperó.


Pero claro, todo no es tan fácil, ni la vida es en blanco y negro, y de igual forma que les he dicho lo anterior, también les digo que ningún país NINGUNO, por rico que sea, puede aguantar una presión migratoria constante e indefinida en el tiempo sin que se colapse.


Y eso es así, punto.


Todo eso que dicen los progres de solidaridad, empatía, multiculturalidad y bla, bla, bla esta muy bien si viviéramos en el país de los osos amorosos, pero resulta que vivimos en España, y aquí la cosa esta muy jodida, oigan.


España no es un país rico (un país que nunca tuvo un índice de paro por debajo del 8% nunca lo fue) por muchos espejismos que quisiéramos ver hace unos años, y la situación de crisis actual muestra la verdadera situación del país y deja pocas dudas sobre nuestra capacidad de proporcionar trabajo y servicios sociales a un numero indeterminado de inmigrantes.

Por eso se crean leyes de extranjería, por eso hay unas fronteras y una policía encargada de vigilarla, la frasecita “no se puede poner puertas al campo” y “ningún ser humano es ilegal” quedan muy bien en la reunión progre de turno mientras esperas a que te pasen el porrito, pero poco mas.


Por eso, es una irresponsabilidad lo que hizo el Zejas por intermediación de su ex protegido Caldera hace un año; el dar la nacionalidad a medio millón cubanos y argentinos, descendientes de republicanos exiliados, solo para conseguir votos agradecidos en las próximas generales. Porque no se puede jugar ni con la vida de es gente, ni con un sistema social como el español, que ya esta al limite (si de verdad hay nosecuantos miles de millones en la hucha de las pensiones ¿a que tanta prisa por subir la edad de jubilación, recortar las pensiones y el sistema publico sanitario?¿por que?)


El problema va a ser ¿Qué ocurrirá cuando esos nuevos españoles tengan su pasaporte nuevecito? ¿lo guardaran en cajón y lo sacaran para venir de vacaciones?¿o se lanzaran al primer avión que cojan para venir a España huyendo de la pobreza?


Y cuando lleguen aquí ¿Qué harán?¿quien se ocupara de ellos?


Solo les doy un dato; en esas embajadas ha habido que dobla el personal porque no daban abasto con las solicitudes…


Así que, que quieren que les diga, entiendo a esos inmigrantes y si yo fuera uno de ellos y viera como mis hijos mueren de hambre, haría lo que fuera por venir a trabajar a España, legal o ilegalmente. Y también entiendo que esto no es Jauja, por mucho que ZPinocho diga que si, y que cumplir r la ley e impedir la entrada de inmigrantes ilegales, o no dar permisos de trabajo en origen no es algo “fascista” racista ni xenófobo, es puro sentido común; porque si en un naufragio hay espacio para diez personas por barca, el subir a 25 no salvara a mas, solo hará que se ahoguen todos.


P.D: Cuando hablo de inmigrantes, me estoy refiriendo a aquellos que vienen a aquí a grabar y son respetuosos con la ley y las costumbres de nuestro país. De los otros, los que vienen a traficar, robar y delinquir en general, o los que piensan que las leyes españolas no son para el y que el solo sigue lo que dice el Corán o lo que sea, de esos hablaremos mañana….

10 comentarios:

Wafah dijo...

Totalmente de acuerdo con la primera parte de tu articulo. Ya era hora que alguien defendiera el derecho de las personas a ganarse el pan honradamente y a sobrevivir alli donde puedan, pero no puedo estar de acuerdo contigo en la segunda parte de lo que dices. En primer lugar creo que hay que acabar con la opinion de que defender a los inmigrantes es una postura de progres. Quiero recordar que hasta hace un par de años todos estaban de acuerdo (incluida la derecha) de que hacian falta los emigrantes para sostener el sistema de pensiones y de la seguridad social en este pais y bastante de la protección social que en este momento disfrutan muchos parados provienen de las cotizaciones de esos emigrantes que todavia siguen trabajando, asi que hay que atribuirle su valor al que lo merece tambien.
Durante estos dos años de crisis son muchos los emigrantes que se han vuelto a su pais porque aqui ya no tenían trabajo y francamente no me parece que la inmigración sea ahora el problema principal de España, otra cosa es que algunos partidos de ultraderecha utilicen la excusa de la crisis para atizar el odio contra cierta clase de extranjeros (lease moros, negros y sudamericanos) porque no he visto a ninguno que protesten contra los jeques arabes que pasan sus vacaciones en Marbella o contra los alemanes e ingleses que inundan las Baleares. Lo que les molestan son los pobres, esos que "supuestamente" le quitan los puestos de trabajo a los españoles. Y no hay mentira mas grande que esta ya que casi siempre hacen los trabajos que ningún español quiere hacer ya. Inmigrantes somos tanto los que nos hemos adaptados a las costumbres de este pais como los que no lo han hecho y tan respetables son unos como otros siempre que no cometan ningún delito. En eso consiste la libertad y el respeto a la diferencia. Saludos para ti, emigrante, de parte de la hija de un inmigrante .

qpneno dijo...

En primer lugar decirte que me ha hecho ilusión tanto que me menciones en el blog como que te haya resultado e inspirador en modo alguno mi comentario de ayer.
Sobre el artículo de hoy pues te diré que, como bien dices hace media hora éramos nosotros los que nos teníamos que ir de nuestro país a buscarnos la vida, y que bueno tal y como vamos no sería de extrañar que pronto nos toque repetir la historia, ya que esto no parece tener una fácil solución, no tanto por los problemas de crisis que tenemos encima si no por que quienes se supone nos deberían sacar de ella, viven en una realidad alternativa.
Volviendo al tema, quizá en tu caso no fue tanto así, pero por lo que yo se, (mis padres se fueron a Alemania) cuando la gente se marcha a otro país a trabajar dígase Alemania dígase X, es necesario trabajar, cotizar seguro médico y demás, para el acceso a las ayudas sociales no es suficiente con pasar por allí y que te llueva el dinero, si te lo dan por motivos X, no hay que preocuparse demasiado que ellos se encargan de que se los devuelvas.
Es verdad que cuando la gente viene aquí, y más de la manera que viene en muchos casos (patera), sin saber ni nadar…pues no viene por gusto, lo que pretendía criticar ayer, en parte es el hecho de que en este país, no es que como dices vengan a aprovecharse del sistema, es que es nuestro sistema el que les “obliga” a ellos mismos, a aprovecharse, cada inmigrante irregular cuesta al estado una media de 6000€, en concepto de manutención, asistencia letrada y tramitación de documentación entre otros , eso si en cárceles ILEGALES, si tenemos en cuenta que hasta hace poco( 3 años) la cifra media de llegadas de patera eran de unos 60 al día.
Pues es que las cifras se disparan, que después de pasar el periodo en los centros de internamiento la mayoría de las veces se quedan en la calle, si donde ir ni que comer ni nada, que van hacer….pues robar y lo que haga falta, normal, todo esto da que pensar en el gasto de tenerlos ese mes y pico ahí, pues como que algo falla.
Que vengan o no a delinquir pues ya es otro tema, si tenemos en cuenta que a los que delinquen o vienen a delinquir que aunque los menos, pues también los hay, en muchos casos se les conmuta la pena de cárcel, por la de expulsión, ya es de risa porque es como……. haber vosotros venid a robar, traficar con droga y realizar todo tipos de delitos que no sean contra las personas, eso sí que no, que causa más alarma social y se nos revoluciona el corral, hacerlo hasta que os pillen que cuando os pillen ya os pagamos un billete y mandamos dos policías con vosotros para regresar a vuestro país, verás tú la de puntos que nos da la tarjeta iberia ha dicho Rubalcaba.
Se le podría poner mil peros a nuestro sistema con respecto a esto, pero por hoy a sido suficiente jejej siento el tostón.
Un saludo y gracias

josecarlos.jcg dijo...

Vayamos por partes: En primer lugar, nadia abandona su pais por gusto sino por necesidad, esto es incuestionable y es la razón principal por la cual se produce la inmigración.A partir de ahi, se puede apelar a la solidaridad para permitir que estas personas tengan la oportunidad de hallar unas mejores condiciones de vida en otro pais.Algo licito, lógico y que cualquiera de nosotros en su misma situación hariamos de igual forma.
Ahora bien, desde el punto de vista de los paises receptores de inmigración, se debe tener muy en cuenta los peligros que este fenómeno puede generar si no se gestiona de una forma responsable.El riesgo de confundir lo ideal con lo real puede dar lugar a situaciones que, desgraciadamente, conocemos de primera mano en nuestro pais. Lo ideal seria que el mercado laboral pudiese absorver toda la mano de obra que ofrece la inmigración sin que este se devaluase por mera cuestión de ley de oferta y demanda.Lo ideal, seria que dicho mercado laboral necesitara realmente la inmigración para hacer funcionar la economia y que las cotizaciones generadas por los inmigrantes repercutieran en beneficio de nuestro sistema de seguridad social, crearan riqueza,aseguraran nuestras pensiones y todas las demas bondades, incluidas las del enrriquecimiento cultural, que se han ido pregonando desde que comenzara a darse el fenómeno.
Pero ahora viene lo real y con ella se desmorona todo el castillo de naipes que se habia montado alrededor del tema en cuestión.El mercado laboral ha necesitado de mano de obra en un momento coyuntural muy concreto, excepcional y con una fecha de caducidad muy corta.Aun asi, en ningun momento ha sido capaz de absorver el monstruoso (por numero) contingente de inmigrantes venidos y atraidos por una absoluta falta de control y por el efecto llamada de las politicas irresponsables que hemos sufrido en esta materia.La consecuencia de esto ha sido un deterioro brutal del mercado laboral que se ha ido amoldando en función de la excesiva oferta de mano de obra venida de paises con niveles de vida muy por debajo del nuestro.Con estas variables, la presión ejercida ha homogeneizado todo el sistema a la baja y los beneficios (de unos cuantos) al alza.
Cabe apuntar tambien, que el colectivo inmigrante, al cubrir supuestamente los trabajos menos remunerados, cotizan bajo minimos.Sin contar con las remesas de dinero que envian a sus paises, que producen una descapitalización considerable, aparte, que por el sólo hecho de ser inmigrante, ya se viene con el cartel de "colectivo desfavorecido" o "en riesgo de exclusión social", con lo cual tienen todas las preferencias en cuanto a atenciones en materia social, tanto ellos como sus muy numerosas familias reagrupadas por la infame ley aprobada en 2001 y que permitió reagrupaciones en cadena de familiares directos y no tanto.
Todo esto, obviando las cuestiones referentes a materia de convivencia y de impacto social, que daria para unas paginas mas.
Refieriendome a los primeros parrafos de tu entrada, te dire que no relaciones o compares cosas distintas como si fuesen iguales "Emigrante". La inmigración a Alemania, Suiza, Francia...etc, por parte de espańoles no tiene absolutamente nada que ver con la que estamos padeciendo en nuestro pais en ningun aspecto.Sobre todo en lo que se refiere al impacto y las repercusiones de una y otra.Prueba palpable de que son fenómenos totalmente distintos y por tanto incomparables.
Esto puede hacerte ver, que la razón que expones de tu condición de emigrante y tus relaciones con personas de otras nacionalidades no son óbice para condicionar tu opinión al respecto de lo exclusivo del fenómeno inmigratorio que estamos padeciendo en nuestro pais, para nada extrapolable a los acontecidos en otros tiempos y en circunstancias muy distintas, cuando no con consecuencias que para nada tienen que ver.

josecarlos.jcg dijo...

Como conclusión: La inmigración se puede comparar con una especie de Caballo de Troya, revestido de bondades pero que alberga peligros muy serios en especial para la mayoria mas vulnerable, es decir, para la clase trabajadora. No creo que a estas alturas todavia exista quien piense que la inmigración padecida en Espańa haya sido fruto "inevitable" de la casualidad. Detras existen muchos intereses que han ido alentando el fenómeno a la vez que han ido creando una especie de complejo de culpa entre la sociedad o entre los pocos (ya son mas) que advertian de lo peligroso y nefasto de estas politicas como poco ilusorias e irresponsables...
Apelar a la solidaridad y tolerancia es una practica empleada de forma sistematica para manipular conciencias (e inteligencias) que han calado profundamente en una sociedad a la que era facil amordazar con las etiquetas del racismo y la xenofobia. Pero la realidad abre los ojos hasta al mas ingenuo, aunque dificilmente a quienes siguen interesados en repartir la probreza para maximizar los beneficios. Curiosamente, quienes aplauden la inmigración y en especial la forma en la que ha sido gestionada, son aquellos que o bien lanzan sus soflamas instalados en la comodidad de permanecer ajenos a sus consecuencias, o de percibir sus beneficios...

Simplemente hazte esta pregunta cuando no sepas como abordar un tema como el que nos ocupa: A quien beneficia?"...

Por cierto, te escribe un espańol, casado con una polaca. Nos conocimos trabajando en una explotación agricola en la provincia de Huelva. Te vale mi respuesta?

mil_rosas dijo...

Emigrante a mí este tema también me toca de lleno, yo también he sido inmigrante, he vidido en varios países de latinoamérica, pero sobre todo en Bolivia, donde viví diez años, y sé lo que es vivir en un país extranjero y sentirse extranjero. Para mí el simple hecho de ser extranjero ya es una pobreza en si, porque estás lejos de todo lo que compone tus raices.

Yo he conocido a Bolivianos con trabajo fijo, casa y coche, venderlo todo, dejar el trabajo y venirse a España, para mí una locura. En este caso, Bolivia es un país muy pobre, pero nadie se muere de hambre. Muchas veces vienen engañados, pensando que aquí van a encontrar a los perros atados con longanizas, como se suele decir, y luego se encuentran con que no era todo tan bonito como se lo contaban, en algunos casos volvían con el rabo bajo las piernas y en otros no por orgullo.

Yo no culpo a los inmigrantes ni mucho menos, pero me cuesta entender que por ejemplo el gobierno vasco, le dé a un inmigrante 700 euros mensuales para que se integre, mientras hay ancianos o discapacitados que cobran una miseria y tienen que sobrevivir. Y lo más grave de todo es que estos inmigrantes que cobran ese dinero, suelen ser ilegales, y cuando son detenidos por algún delito no pueden ser expulsado porque el hecho de cobrar ese dinero ya se considera un arraigo, tiene huevos la cosa...

Yo estoy a favor de la dignidad de todas las personas, sean de la nacionalidad que sean, pero lo que me indigna de este país, y ésto lo veo mucho aquí en Ceuta, es que los inmigrantes se ven beneficiados a costa de que los españoles necesitados se quedan sin ayudas, y esto para mí es discriminación también.

El emigrante dijo...

Wafah, creo que te equivocas; “todo el mundo” no decía que la llegada de inmigrantes era buena, solo lo decía el PSOE y los partidos de izquierda, y el PP callaba por miedo a ser acusado de partido fascista y xenófobo. La ciudadanía, la gente, nunca estuvo contenta con la llegada masiva de inmigrantes y los problemas de convivencia que esos causaba, échale un vistazo a las estadísticas y encuestas de opinión de los “años dorados” a ver cuales eran las preocupaciones principales e los españoles de la época, y veras la inmigración en el primer puesto o cerca.

Y sobre lo que dices sobre que muchos se han ido… de nuevo te digo, mira las estadísticas; al plan del gobierno de retorno voluntario de inmigrantes a su país natal se han apuntado solo unos miles (6000 creo) de los millones que hay en España, así que, tu dirás.

Y por favor, deja el discurso del racismo y del victimismo, que vas a parecer catalana; por supuesto que la gente no es racista con los jeques y millonarios, porque la gente no tiene problemas con el color de piel, sino con que no hay trabajo, ni para españoles ni para extranjeros, punto. Si un inmigrante quiere construirse una mansión en Marbella, pues perfecto, porque te repito, el problema es de trabajo y recursos sociales, no de racismo.

El emigrante dijo...

Qpnmo, en cantado de tenerte por aquí, y de acuerdo en todo lo que dices; cuando tus padres emigraron a Alemania les pedían en la frontera un pasaporte, un contrato de trabajo y hasta la tarjeta de vacunación… todo estaba controlado y encauzado y si algún español infringía la ley, pues puerta automáticamente y aquí no entra mas.
La situación ahora en España no tiene nada que ver; como bien dices llegan a miles, a las playas de Canarias y Andalucía, y obviamente hay que atenderlos, darles asistencia medica, comida, un techo, pero…¿tenemos capacidad para proporcionar esos servicios indefinidamente y mas en esta situación?¿es licito, es moral, que haya gente nacida en España que haya pagado sus impuestos toda la vida, que nunca haya roto la ley, que se vea de un día para otro en la calle, viviendo bajo un puente porque le han echado del piso por impago al quedarse parado? La primera obligación de un estado, que no es otra que un gestor, es dar protección y asistencia a SUS ciudadanos, y solo si después de hacerlo tiene capacidad de ayudar a los demás debe hacerlo. Invertir este orden no es solo una monstruosidad sino que lleva, a la larga, a la desaparición de ese estado.

El emigrante dijo...

JoseCarlos, me vale tu respuesta, aunque con matices, yo no lo habría expresado mejor.
Obviamente todo el mundo (y digo todos) en España entiende que la inmigración descontrolada propiciada los últimos años es la consecuencia de muchos de los problemas que afectan a España a todos los niveles, desde el paro, hasta el empeoramiento de los derechos de los trabajadores (“¿Qué ni quieres hacer horas extras gratis? Pues nada aquí el amigo Mohammed las hará sin ningún problema, que para eso lo tengo ilegal)

La frase ¿Quién se beneficia? Ya la dijo Cicerón hace 2000 años (Cui prodest? Cui Bono?) y sigue teniendo la misma vigencia que entonces; para descubrir al culpable de una situación, solo hay que ver quien se beneficia de ella, en este caso el gobierno socialista, que se beneficiaria de sus votos agradecidos y los empresarios que conseguían mano de obra barata.

El emigrante dijo...

Mil rosas, la tristeza que te produce el no estar en tu país, tu cultura…tu tierra, en fin, no se puede comparar con nada, por eso nunca entendí a esos ingleses que lo vendían todo y s venían a vivir a España… claro que, como me decía un amigo “Es que nosotros no lo entendemos, porque la gente que deja su país lo hace para irse a otro mejor…y nosotros vivimos en España ¿Dónde coño vamos a ir?:)”

Lo que me cuentas de los bolivianos que venden todo por los cantos de sirena es triste, y lo proe es que seguirá ocurriendo; los que se van no cuentan las penalidades, el desarraigo, la tristeza de la separación, los trabajos mal pagados … cuando van de visita solo muestran la foto de su piso (de alquiler, pero no lo dicen) el coche (de segunda mano) y las cadenas de oro… Y los que están allí piensan que si su paisano pudo ¿Por qué ellos no?

No sabia lo del gobierno vasco, pero es lo que comentaba mas arriba; el estado (sea en la forma de la administración que sea) no puede faltar en su deber de ayuda y asistencia de SUS ciudadanos, que son su primera responsabilidad, para atender a inmigrantes, y si eso suena racista, pues una etiqueta (una mas) que me cuelgan.

Los únicos que defienden lo de “no se puede poner puerta al campo” son los pijoprogres con su puesto de funcionario a dedo, o los niños de papa con la camisetita del Che, que solo saben como liarse un porrillo, poco mas.


Un saludo a todos.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo. La inmigración española a Europa en los 60 no era una inmigración que generara problemas, porque aunque España estaba para el arrastre, los españoles no eramos gente del tercer mundo, ni en mentalidad ni en sociabilidad.

La inmigración actual en España ha sido producto de la mentalidad esperpéntica de los españoles (políticos y gente de a pie). Se ha traído a cualquier inmigrante, con cualquier mentalidad, a España, a trabajar en una industria con pies de barro, y pronto final.

Soy científico, emigré a Holanda hace muchos años, porque en España no tenía trabajo, y estuve a punto de morirme de hambre, porque me quedé en paro cuando propuse unas ideas innovadoras en España (la envidia). Ahora gano bien, y mi empresa holandesa, lleva ganados varios millones de euros con mi idea. Millones de euros para Holanda, que no para España. En España ví como se hacía la vida imposible a inmigrantes legales, honrados y trabajadores, mil trabas, que aumentaban si el inmigrante era un científico como yo o alguien cualidifcado. Luego ves a inmirantes analfabetos, criados en un ambiente donde la vida no vale nada, con TODAS las facilidades posibles. Y nos extrañamos de que el 13 % de la población (inmigrantes) cometa el 65 % de los crímenes gordos (mirad el INE). Mejor lo obviamos, con esa metnalidad tan española de cambiar la realidad, y crérnoslo.

Hace años que solo voy a España a ver a familia y amigos, pero cada vez que voy me doy más cuenta de lo que es una sociedad cateta en Europa.

Saludos !!