jueves, 11 de noviembre de 2010

Tiran más dos tetas…

Hay cosas que a uno se le atragantan, que las va dejando y que acaban por convertirse en asignaturas pendientes, en esos deseos de año nuevo que nunca cumplimos (dejar de fumar, ir al gimnasio, llevarse mejor con la suegra, etc) por mas que seamos conscientes de que deberíamos al menos, intentarlo.


El mió era el carné de conducir; cuando era joven, a la edad en que todos mis amigos contaban los días para poder apuntarse a la autoescuela, yo pasaba del tema, yendo muy cómodo con mi bonobús o andando, y luego, de copiloto, y es que, que quieren que les diga, el coche a mi nunca me llamo la atención.


Creo que me llegué a apuntar a tres autoescuelas, y acudía a las clases unas cuantas semanas, hasta que me aburría o me cansaba. Y vuelta a empezar el siguiente año. (Como ven, muy parecidos a los deseos de años nuevo de los fumadores:))


Y el caso es que el ser humano, a todo se acostumbra, y para mi nunca fue un problema usar el autobús, la bicicleta o ir de paquete en el coche de, lo veía natural, y de hecho, cuando veía el dineral que se dejaban en seguro, gasolina e impuestos iba retrasando lo de sacarme el carne, hasta que me fui al extranjero y la cosa ya cayó completamente en el olvido.


Pero cuando volví, la cosa cambio. Tener coche y carné es imprescindible para poder optar a un trabajo hoy día, así que ya no pude seguir ignorando el asunto, así que me apunte a la autoescuela (de nuevo; me conozco la mitad de las que hay en Sevilla) y para motivarme mas y aprovechando que tenia dinero y me salio una oferta buena, me compre un coche de segunda mano. Ea, ya esta, ya lo tenia todo, solo quedaba el pequeño tramite del examen y listo.


Y así fue, el teórico fue cosa fácil, ceros fallos y a otra cosa, pero cuando llegamos al practico… yo no conduzco mal, que quede claro, y de hecho en las practicas iba que me salía, pero era llegar al examen y ver por el retrovisor al tipo con la carpetita y la tensión me podía. Agarrotado se me ponía el cuerpo.


No les diré las veces que suspendí, pero suficientes para acordarme de trafico, los examinadores y de todos los inútiles que hay en nuestras carreteras conduciendo 


Pero bueno, al final se sacó (y es que a cabezón no me gana nadie) pero fue tanta la presión, la tensión y el dinero que me costo la fiesta que le cogí un odio al coche que ni les cuento. Vamos, que desde que aprobé no había vuelto a usarlo, salvo algún día para dar vueltas por el barrio y así evitar que la batería se descargara. Yo iba con mi bici a todos lados y muy contento.


Hasta que llego ella.


Llevábamos como un mes queriendo quedar, pero viviendo en Madrid, la cosa estaba complicada, cuando uno podía, el otro no, y cuando podíamos los dos siempre pasaba algo; o bien perdía el autobús, o había huelga, o en el ultimo momento llegaba un familiar a joderlo… en fin, que no había manera.


Pero esta fin de semana no podía haber fallos; ruta preparada, saliendo a tiempo, ningún pariente ni amigo de visita jodiendo la marrana… salía a la 1 de la noche y yo tenia que recogerla a las 7, no problema, ya había quedado con un amigo taxista para que me recogiera (¿coger yo el coche, y de noche además? Anda ya)


Pero a eso de las 00.45 me llama “No hay billetes” joder, me dije, esto es un complot. Por suerte yo tengo mas planes que el viejo del equipo A, y calculando que algo así podía pasar le dije “no te preocupes, toma el autobús a Córdoba, y de allí, el directo a Sevilla”


Volví a dormir, sintiéndome muy satisfecho conmigo mismo, y a la mañana siguiente estaba yo en la puerta de la estación, esperando, cuando me llama al móvil de nuevo “!ya estoy en Sevilla!”


¿Dónde? le dije yo, “No te veo”


“En la puerta de la estación” me dijo.


“No puede ser, yo estoy en la puerta….dime ¿Qué ves alrededor?”


“Pues una estatua muy grande de un toro” me respondió.



Mala cosa, me dije, porque no he visto una estatua asi en Sevilla en mi vida, pero oye, seamos optimistas, a lo mejor es una de esas esculturas de arte moderno, esas que son tan profundas y complejas, que solo el artista y la madre que lo parió saben interpretar su significado oculto, y para todos los demás son solo manchas de Roscharch, así que le dije “pregunta el nombre de la estación, no sea que hayas llegado a la antigua”


Su respuesta “esta se llama estación de Ecija”


Ecija… al principio pensé que me estaba tomando el pelo, porque Ecija, para quien no lo sepa, es un pueblo de la provincia de Sevilla, famoso por su temperatura en verano (y en primavera, invierno… vamos, que allí te asas todo el año) y que esta a 80 km, nada menos.


Así que siendo consciente de que el siguiente autobús para Sevilla salía en 3 horas, la cosa estaba en volverse a Madrid o ir a buscarla.


¿Adivinan que hice? :P


Así que allí estaba yo, sin haber cogido el coche desde que aprobé, sin tener ni puta idea de por donde se iba a ese sitio (sigue los carteles, me dijo el de la gasolinera) y para colmo, todo el camino en tercera, porque no se porque no podía meter la cuarta (y sigo sin poder, jo, pa´ mi que he cargado el cambio de marchas) así que el viaje a 80 Km de velocidad máxima se me hizo pero que muy largo.


Pero llegue, nos encontramos (¡al fin!) y volvimos a Sevilla.


El resto de la historia me la reservo :P


Pero desde entonces, cojo el coche para todo, oigan, y es que, es una gran verdad esa de que tiran mas dos tetas que dos carretas :)

13 comentarios:

Wafah dijo...

¿Y ahora te has dado cuenta que tiran más dos tetas que dos carretas? Jajajajaja...qué no hará un hombre por conseguir la chica que quiere...¡Y despues dicen que somos el sexo debil, jajajajaja. Saludos emigrante.

el que dice lo que piensa dijo...

jaja, gran verdad amigo, y eso creo que no cambiara en la vida.

saludos

elena dijo...

Buena historia, Emigrante. Ya te imagino sufriendo lo que no está escrito en la carretera, jejeje.
Bueno, bien está lo que bien acaba.
Saludos afectuosos.

Cóndor dijo...

¿no sabes que hay una cosa que se llama AVE y que te pone en Madrid o en Sevilla en muy poco tiempo?

o es que hay falta de dinero ¿?

jejeje

Titania dijo...

Lástima que a mí no me tiren las tetas, me vendría también bien para el tema del coche aunque mi problema no es conducir, me encanta, lo que me cuesta es aparcar y eso que tengo un coche supermegafashion con sensores y tal, pero el pánico a dar otro toque me supera. Suerte que cuando me veo apuradilla me pillo al primero que pasa y me lo aparca. Será que dos tetas...

Saludos.

mil_rosas dijo...

Pues yo creo que lo mío fue peor. Cuando me saqué el carné dejé aparcado el coche en la puerta de mi casa, me asomaba a la ventana y lo miraba, y en vez de un coche veía a un toro de miura, que miedo!!! hasta que un día mi padre me dijo "coje el coche que vamos a ir a Tetuan a comprar" que mal lo pasé... pero desde entonces le perdí el miedo al coche, mano de santo jajaja.

sinrrumbo dijo...

..."mola" eso de conducir.. un bonito invento el de ford por fabricar un carro sin caballos... , pues te tiran poco las tetas, 80km nada mas, conozco alguno que se hubieran ido directamente a madri a buscarlas...

Chica_webcam dijo...

Vaya, pues asi pasan las cosas.
Con esto de que soy chica, tambien me he pasado media vida de copiloto y al final pues acabe sacandomelo. La diferencia es que vosotros no teneis tetas asi que en estos casos guiñamos y esperamos a que vosotros vengais, jiji.
Besos

José Antonio del Pozo dijo...

Si señor, divertidísima narración. Sorprendentes giros del relato como volantazos inesperados que te hacen partirte... el alma. Pero por qué decir dos tetas cuando lo que hay (creo yo) es otra cosa mucho más wonderful. Le aviso, emigrante, que algo muy parecido, sólo que cruzado de celos odiosos, me pasó (y lo cuento ¿dónde si no? en il mío blog) con Trini J, a propósito de su rerciente tourné por Hispanoam. Un saludo cordial y gracias por el buen rato deparado.

BOIRA_A dijo...

Eres unico contando historias, las bordas, el humor sano , la forma de contarlas, es que maño nos enganchas desde el primer momento
Sigue con tu buen humor y disfruta, de las tetas, no de las carretas

Un abrazo

BOIRA_A dijo...

Eres unico contando historietas, es que las bordas, rebosas humor y nos atrapa desde la primera a la ultima palabra

Un abrazo

Valaf dijo...

Pues sí, pues sí...incluso corriendo, por Ecija, en pleno més de agosto y a las 14:00. Vamos, digamos que te entiendo, un poquito, jajaja

El emigrante dijo...

De sexo débil nada, Wafah, dentro de poco tendrán que ponernos un ministerio de igualdad para nosotros :)


Y que no cambie elquediceloquepiensa, y que no cambie jajaja


Si que lo se Cóndor, y también se que cuesta cuatro veces mas que el autobús, y no esta la economía para esas alegrías, que quieres que te diga…


Yo con aparcar no tengo problema, Titania, como mi coche tiene 12 años y esta reventado, un toquecito mas o menos ni se nota :P


Ala, Milrosas, la primera ve que coges el coche y te vas al extranjero, que cojones jajaja


Yo lo máximo que he llegado es a Bulgaria, sinrrumbo, pero es que la chica merecía la pena… y su hermana ni te cuento :)


Pues no, chicaweb, nosotros tenemos otra cosa y que también sirve de reclamo ;)


Muchas gracias Jose Antonio, y espero verte mas por aquí.


Boira, encantado de hacerte sonreír, un abrazo.


Corriendo, a la pata coja, saltando… lo que haga falta Swami, lo que haga falta :)