miércoles, 23 de marzo de 2011

La banca gana. Siempre.


Yo veo poca televisión, y menos, series españolas, no es solo que sean malas (que lo son) y en más de una ocasión, usadas como adoctrinamiento ideológico del rebaño (me vienen a la cabeza “Amar en tiempos revueltos”, “La señora”, “La republica” etc) sino que con el poco tiempo que tengo, y la cantidad de series extranjeras de calidad a disposición de cualquiera que tenga internet en casa (la próxima, “Juego de tronos” no se la pierdan) no estoy para perder tiempo en ver a ninjas pasearse por los tejados del siglo de oro español (véase “El aguija roja”) pero como en todo, hay una excepción, y esa es “Cuéntame”.


Si, ya sé qué hace mucho que abandonó su objetivo de recrear la vida de una familia media en los años 70 en España (ese Antonio Alcántara que pasó de ser un bedel a subsecretario de agricultura) y que las tramas, de tanto estirarlas, ya no resultan creíbles (esa Mercedes que pasó de ama de casa que a duras penas conocía las cuatro letras, a empresaria, y de ahí a universitaria, y al final, casi política) pero me siguen gustando sus personajes; Antonio Alcántara, su hermano, la abuela… que después de tantos años ya son como amigos, a los que conoces muy bien.


Estaba viendo el último episodio cuando me di cuenta que a pesar de todo el tiempo transcurrido, de todo lo que el país ha cambiado y mejorado (al menos en teoría) hay cosas que permanecen igual. Les hablo de los bancos, claro, que siguen, con dictadura y sin ella, en una situación de privilegio intolerable, respaldados por unas leyes injustas, y los ciudadanos seguimos indefensos ante sus abusos. En el capítulo del que les hablo, la familia Alcántara es víctima de la quiebra de un banco, en el cual tenían todos sus ahorros, que pierden, pero no solo eso, sino que ahora han de hacer frente a una hipoteca contratada con el mismo banco que se ha “comido” su dinero. ¿Kafkiano, verdad?


Pues no tanto como la actual regulación hipotecaria española, esa que dice que si usted pide una hipoteca y luego no puede hacer frente a ella, usted no responde con la vivienda, sino que si esta no cubre la deuda total (al ser subastadas, se suelen vender por dos duros) seguirá siendo responsable de pagar el resto con sus bienes actuales o futuros. ¿Son conscientes de la estafa? El banco ha de hacer por ley una tasación de la propiedad, y prestar un dinero nunca superior a lo que objetivamente vale el inmueble, pero luego no acepta esa misma vivienda como al precio al que la taso. Obsceno.


El negocio es redondo, desde luego; el banco nunca pierde, si el ciudadano puede pagar el dinero, el banco obtiene un beneficio brutal por el capital prestado, sino puede, el banco aún sigue ingresando todo ese dinero, aun a costa del pobre desgraciado, que no solo ha perdido su casa sino que se ve endeudado de por vida, incapaz de volver a empezar desde cero. No, el banco nunca pierde, solo los pobres ciudadanos que han de consentir este robo, porque además esta santificado por nuestras leyes, y nuestros políticos.


Pero todo ello trae consecuencias, claro, y ahora las estamos sufriendo en forma de crisis, si bien sus síntomas se dejaron ver mucho antes. Empezó con el aumento espectacular del precio de las viviendas, claro, los constructores eran conscientes que los bancos (colaboradores necesarios) prestarían cualquier cantidad de dinero que fuera necesario para compra una casa (como ya hemos explicado, el banco nunc a pierde) así que esos constructores, promotores y empresarios de la construcción empezaron a subir los precios, ante el estupor de las familias que veían como de un año a otro el mismo piso subía 6000, 10000, 12000 € de precio. Pasamos de comprar un piso con letras mensuales, sin aumentos de Euribor ni de ninguna otra clase, y que no se tardaban más de 10 años en pagarse, a las hipotecas actuales, de hasta 40 años a interés variable. La vivienda paso de ser un derecho reconocido a todos los españoles (como dice la Constitución) a un lujo que pocos pueden permitirse.


Y sería tan fácil arreglar todo…


Lo único que habría que hacer es cambiar la ley ¿tan difícil es? ¿Tan increíble de imaginar? Que tuviéramos una ley, no especial y única para nosotros, sino igual a la que tienen cualquier país civilizado, Inglaterra, Estados unidos, Francia, Alemania en los que la vivienda cubre el valor total de la hipoteca y una vez entregada esta al banco, la deuda quede saldada, lo que se llama “dación en pago”. Eso haría que en primer lugar, los bancos se pensarán muy mucho en dar hipotecas infladas, porque sabrían que si sale mal no podrían recobrar su dinero, y, como efecto domino, haría que los pisos bajaran hasta su precio real (que no es el actual ni de cerca) porque los promotores y constructores tendrían que ponerlos a precio realista, si quieren venderlos. Y es que la burbuja inmobiliaria está en que un constructor se lleve limpios 15 millones de las antiguas pesetas de un piso que se vende a 22. La burbuja está en que un albañil gane 2500 euros al mes, más que un profesor o un médico. En eso está la crisis.


Pero no, nada de esto ocurrirá; los dos partidos políticos principales PSE y PP han cerrado filas para defender los privilegios de los bancos cuando se han alzado voces pidiendo una reforma legal. Lo han dicho clarito, para superar la crisis se puede cambiar la edad de jubilación, los años de cotización, las pensiones, los derechos laborales y los salarios de los trabajadores, cualquier sacrificio es poco… pero que a nadie se le ocurra tocar los beneficios bancarios, eso, ni insinuarlo.


No importa el juego, ni el tiempo ni la situación: la banca siempre gana.

6 comentarios:

Stop dijo...

En efecto, la banca siempre gana. Y en España lleva más de 30 años ganando. Ellos son los verdaderos dueños del país, en especial de la casta de políticos corruptos que hace esas leyes que tanto les benefician. Y es que en España, existe la esclavitud. En España, una persona puede acabar mucho peor que los antiguos esclavos, a los que había que dar techo, comida y algo de ropa, a cambio de su sudor.

En España, es aún peor. El banco no te dará de comer, ni techo, ni ropa, pero cada céntimo que ganes, con tu sudor, durante el resto de tu vida, por encima del Salario Minimo Interprofesional, 630 euros, te será embargado e irá a manos del banco. Como la deuda se acrecienta cada mes, con intereses de incluso más del 20% anual, esa persona siempre será esclava del banco. No hay prescripción de la deuda porque está está viva y se acrecienta con los intereses. Como es dudoso que con 630 euros el esclavo español pueda pagarse una vivienda, comida, ropa, electricidad, transporte, agua, calzado... vivirá en peores condiciones que los antiguos esclavos romanos, que eran simples objetos, moviliario, pero eso sí, en España nuestro esclavo podrá ir a votar. Podrá votar a cualquiera de los partidos que hicieron las leyes que lo convirtieron en esclavo de un banco.

Pero a todo esto... que malo es Gadafi.

Saludos.

Rosa de los Santos dijo...

y que se puede hacer mas, si los partidos cierran filas , y reconocen su error ? deberíamos hacerles a todos vudú....ponerles velas negras,
que no durmieran , tuvieran pesadillas....Rosa
http://labrujafeliz.blogspot.com/

Rosa de los Santos dijo...

vamos, quería decir , SINO , reconocen su error....zapatero y rajoi- VELAS NEGRAS PARA LOS DOS-
Rosa
http://labrujafeliz.blogspot.com/

sinrrumbo dijo...

...de enero a enero todo para el banquero..., un proverbio mandarin,...los politicos son amigos de los banqueros, por permitir, el abuso, de los derechos basicos de las personas,...menos cohetes-bomba de un millon de dolares la unidad, y mas vivienda digna gratis.,

el que dice lo que piensa dijo...

Sinrumbo tiene toda la razón, en lugar de gastar el dinero en intervenciones humanitarias como la de Libia, Afganistán.... Deberían, al menos cambiar la ley para por lo menos, aunque el ciudadano tenga que pasar el trago de perder su vivienda, al menos quede en paz. Pero ya lo dijo zp, el amante de los derechos sociales, " el que la deuda quede saldada con la entrega del piso, no es una opción". Esta claro que este tipo no tiene conciencia y los bancos, menos.

Un saludo

El emigrante dijo...

No se me había ocurrido esa comparación con la esclavitud, Stop, pero tal y como la presentas está claro que aquella tenía más ventajas, donde va a parar :)


Hola rosa, bienvenida. Pues si, velas negras para todos, pero no creo que sirva para nada, estos tiene tratos con los poderes oscuros, como si lo viera…


Con que fuera vivienda digna a precio real, como hace 15 años (que parece toda una vida, pero fue ayer, y ningún constructo se arruinaba por vender a esos precios) ya me conformaría yo, Sirrumbo.


Y este es el Paladín de la izquierda El que dice lo que piensa, el defensor de los trabajadores y demás. Habrá que escuchar al otro…


Un saludo a todos