martes, 31 de mayo de 2011

La venganza es un plato que se sirve frio


Bueno, pues después del golpe de estado, más bien cuartelero, que han dado los barones socialistas contra Zapatero y su niña (la Carmen, la que salió casi llorando cuando renuncio a presntarse a primarias por “decisión propia”) les han llovido palos por todos lados, desde la oposición hasta sus mismos seguidores y simpatizantes que les han llamado de todo menos fachas (ya sabemos que esa palabra esta reservada en España para el PP y la derecha) y la verdad, no lo entiendo; han hecho lo que tenían que hacer si querían que el partido sobreviviera, porque estoy seguro de que muchos de los Brutos que han apuñalado a su Cesar (mala comparación lo sé, Zp llega como mucho a la altura de un Calígula o un Nerón) tenían muy en mente al PSI y no querían repetir su suerte.

¿Se acuerdan ustedes del Partido Socialista de Italia? ¿no, verdad? Pues fue un partido con más de un siglo de antigüedad, como el PSOE, que durante la segunda del siglo XX fue el principal partido de Italia, produciendo primeros ministros y presidentes como churros y en definitiva, siendo el que manejaba el cotarro en el país. Como el PSOE, vamos.

La razón por la que no les suena es porque ese partido ya no existe, se disolvió después de una serie de escándalos de corrupción continuos (operación Manos Limpias) de un enquistamiento en el poder durante años, y sobre todo, de la llegada al poder de Betino Cratxi, que llevo al partido a su ruina y eventualmente, a su desaparición. Fíjate tú, casi como en el PSOE.

La vieja guardia, que tiene buena memoria, y que durante estos 7 años ha estado apartada pero ni mucho menos desaparecida, se ha hecho cargo de lo que queda del partido, imponiendo su candidato (Rubalcaba, que es uno de ellos) acabando con las primarias (por más que aun hagan el paripé, con un par de desgraciados que se presenten) mientras sacan los cuchillos y se dedican a ajustar cuentas con lo que queda del Zapaterismo (¿Cuánto hace que no ven a la Momia, la Pajin o la miembra Aido?)

Como han escrito esta semana por ahí, Zapatero quería prolongar el zapaterismo a través de su hija predilecta. No lo han dejado. El zapaterismo ha muerto. Regresa la vieja guardia a los despachos de Ferraz donde se decide lo importante. Ya no importan las cuotas paritarias, ni las bibianas ni las pajines, ni los zerolos ni las Españas plurales, ni el talante que nos metieron por detrás y por delante, lo único que quedan son los restos del naufragio, y veremos a ver si son suficientes para salvar el barco, o este se hunde, haciéndole compañía a su homólogo italiano.

Ocurra lo que ocurra, lo que no me pueden quitar es la satisfacción de ver a Zapatero fracasar, de ver que sus sueños y ambiciones fanáticas destruidas, el ver que pasara a la historia no como el Salvador que él quería ser, sino como el destructor no solo de España, sino también de su partido, traidor a las ideas que decía representar, despreciado por todos. El peor presidente de la historia de España.

Que gran verdad es esa que solo hay que esperar para ver para el cadáver de tu enemigo. Y que la venganza, servida fría, es la que más se disfruta.

1 comentario:

Wafah dijo...

Repito que Zapatero ya es historia y estaría bien que nos dedicasemos a levantar lo que nos queda porque sino lo vamos a pasar muy mal.
La plataforma DEMOCRACIA REAL YA va a plantear una manifestación mundial para Octubre vamos a ver si conseguimos que se muevan los cimientos de esta política ya obsoleta y conseguimos que se aprueben determinadas reformas imprescindibles para que exista una verdadera democracia y no una partitocracia que manejan unos cuantos. Saludos.