sábado, 27 de marzo de 2010

Los progres abren los ojos


Parece que por fin la izquierda intelectual (venga, no se rian, coño :)) o al menos una parte de ella se ha quitado la venda que tenia con la dictadura Castrista, y ha firmado una petición de libertad y democracia en Cuba, que esta apoyada por gente tan difícil de ver fuera de un mitin del PC como Ana Belén y Víctor Manuel (lo de este se llama “vuelta a los orígenes” porque si no lo saben empezó su carrera de cantautor escribiéndole canciones de alabanza al Caudillo) Almodóvar (se ve que le sentó mal el video que le hicieron con menores en la isla) y Silvio.

Pero claro, aunque significativo, estos nombres son apenas una gota en el océano de la progresia, cuya defensa numantina de la dictadura cubana pudimos ver hace unas semanas en la entrada dedicada a Guillermito.

Para ellos y para los progres que me leen (puro masoquismo) y que aun se masturban con la foto del Che les dejo la entrevista a Omar Pernet, preso político, torturado y exiliado por el régimen comunista cubano.

“OMAR PERNET, torturado 22 años en cárceles de la dictadura cubana, compañero de Zapata. Cuatro décadas sufrió tortura en cárceles castristas Omar Pernet, un hombre admirable: de 1965 (con 19 años) a 1968; de 1974 (por la frase de un amigo: «¡Vamos a coger el barco de mi padre y tirar para USA!») a 1983; de 1992 (por escribir en caballos blancos, con pinturas negras y rojas, versos prohibidos de Martí: «La tiranía en todos sus órganos es tiranía») a 1997, y desde 2003 hasta ser deportado a España (no le dejaron traer a su querida familia...) «tras negociación de Moratinos con el desgobierno comunista».

-Sostiene el intelectual español Willy Toledo que «Cuba respeta los derechos humanos».

-Pues mire: yo estuve torturado en las cárceles castristas desde 1965, en cuatro procesos, cuando iba a cumplir 19 años. Diga que la amenaza mayor era cuando nos trasladaban: cinco días sin conocimiento y tres meses y medio sin memoria. Que luego le dijeron a mi familia que tenía un germen en la sangre y que por eso me cortaron la pierna izquierda: me serraron ocho centímetros de hueso con anestesia local. Rabié de dolor. Querían amputármela, y no me dejé. Que me enteré de que me faltaba ese trozo cuando llegué a España y me miraron. Que continuamente nos apalizaban, tanto los custodios como los presos a los que les pagaban por pegarnos. ¿Es eso respetar derechos?

-¿A quiénes encarcelaba el tiranosaurio, ya por fin decrépito?

-A los testigos de Jehová, a quienes se negaban a cumplir el servicio militar, a los opositores políticos... Nos esclavizaba trabajando de sol a sol.

-¿Cómo mataban el hambre?

-Si te comías un plátano lo tenías que hacer con cáscara, porque si te veía un guardia te sacaba un platanal de la espalda a machetazos. Una vez me sorprendió el custodio comiendo un canutito de caña. Me pidió el machete con el que cortaba la caña y me dio unos cuantos planazos en la espalda, y así sucesivamente.

-Fidel Castro es terroríficamente racista, como su dictadura.

-Profundamente. Te humillaban así: «¡Esa negra puta que te parió tenía que haberse reventado contigo dentro!» Y se lo decían a mi madre cuando venía a verme. Un día, en Laguna Grande, uno que estaba muy cansado de tanta humillación, de que putearan a su madre, de que le golpearan, de las torturas, le dio con el machete en la cabeza al jefe de la unidad.

-¿Y lo pasaportó?

-No, lo dejó medio lisiado.

-¿Y qué le hicieron al preso?

-No mucho. Lo fusilaron. Y nos llevaron a verlo para que nos sirviera de ejemplo.

-¿Es feliz en España?

-No puedo sentirme así porque todavía quedan 53 hermanos encarcelados.

-¿Cómo los ayuda?

-Acá hemos fundado el movimiento popular cubano, y en Cuba el de derechos humanos Mario Manuel de la Peña. Les envío ropa y zapatos, donaciones que me hace la Iglesia, móviles, dinero (cuando podemos, 40, 50, 100...).

-¿Lo de Orlando Zapata ha sido un crimen de lesa humanidad?

-Sin duda. Orlando Zapata fue mi hermano de causa. Estuvimos juntos en la cárcel de Guanajuay. Cuando le llevaron a mi lado se encontraba en huelga de hambre, y yo en huelga de ropa, en calzoncillos, porque nos querían vestir de presos comunes. A Orlando lo llevaron a una celda aislada, y ahí estuvimos juntos, encadenados como un fardo de ropa. en 2004. La de Zapata fue una huelga de imposición del comunismo cubano. Porque si él está en huelga, sólo toma agua y se la niegan, es una sobrehuelga lo que le imponen. Tratan de que el hombre se deshidrate y muera, como ocurrió. Ha sido uno de los asesinatos más horrendos. A otro compañero le amputaron las piernas y a los 52 días de estar en huelga de hambre le dieron una golpiza, y en el día 53 se murió. Todos los gobiernos que están en aleación con la dictadura cubana tratan de implantarla en su país.

-¿Y la postura de España?

-Me siento preso. Moratinos se reunió con el dictador y no admitió a la oposición. En febrero lo hizo en la UE con los asesinos cubanos para hablar de derechos humanos, y el día 23 muere Zapata. ¿De qué derechos hablaron? No tengo esperanza en la voluntad de Moratinos por Cuba o los cubanos. Estamos abandonados por el Gobierno español.”

Después de leer esto, que venga un progre a hablarme de lo malo que son los yanquis, de Guantánamo y de derechos humanos.

Si tiene huevos, claro.

4 comentarios:

Wafah dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, emigrante, y con lo que dice Omar Pernet. Creo que no hay nada mas que añadir. Y por cierto, yo tengo algún que otro idolo, pero ninguno de ellos es ZP. Saludos.

El emigrante dijo...

Quien lo diria wafah, quien lo diria...

gladiador dijo...

Muy bueno, pero lo mejor es lo de la "izquierda intelectual", je, je. Asi me gusta empezar el día, con una sonrisa!

El emigrante dijo...

Jajajaja, sabia que te gustaria, un saludo.